El consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, dijo que ante el incremento exponencial de demandas y quejas sin sustento o frívolas que presentaron los partidos políticos en el proceso electoral se debe valorar una eventual reforma.

En rueda de prensa en El Colegio de México, consideró necesario contar con un sistema de ratificación que evite quejas frívolas o sin sustento legal.

Adelantó que el órgano electoral incluirá en el Libro Blanco una reflexión profunda sobre el número tan alto de quejas que recibieron tanto el IFE como el TEPJF y que por falta de elementos ni siquiera fueron consideradas.

Incluir un proceso de ratificación de las mismas con el objeto de que, efectivamente, tengamos un sistema para dirimir las controversias que se hagan caso de lo realmente trascendente y no tengamos que invertir la estructura y el esfuerzo en resolver algunas quejas que pueden ser desechadas por ser frívolas, en algunos casos, e incluso por no tener ningún sustento legal , apuntó.

Valdés Zurita dijo que este balance será presentado ante el Congreso de la Unión con la finalidad de que se contemple la necesidad de una reforma electoral en la que se contemplen cambios a la Ley General de Sistemas de Medios de Impugnaciones.

Un poco antes, al participar en el Tercer Foro de la Democracia Latinoamericana, el consejero presidente aseguró que estas modificaciones permitirán elevar el estándar jurídico, así como la presentación de dichas quejas y con ello fortalecer el sistema electoral.

mac