La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó sobre el programa de pre alta hospitalaria que ha implementado su administración junto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que las personas en recuperación puedan terminar su tratamiento contra el Covid-19 en casa.

Señaló que en la CDMX, por parte del IMSS son cerca de 900 pacientes quienes han podido regresar a sus casas como parte de este programa y que en el caso de los hospitales de la CDMX y el habilitado en el Centro Citibanamex cerca de 1,300 pacientes han podido concluir en casa el tratamiento contra la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2.

Sheinbaum destacó que también se lleva a cabo un programa para ofrecer atención a domicilio a las personas con síntomas leves o de condición moderada que no requieren hospitalización; y cuyo servicio puede ser solicitado a través del 911. A este programa han accedido cerca de 900 personas en la capital del país y señaló que la atención se irá incrementando.

Por otra parte, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, señaló que con el programa de pre alta hospitalaria se trata de optimizar el uso las camas disponibles para atender a pacientes con Covid-19, “si detectamos a aquellos pacientes que están ya con un cuadro de recuperación, un cuadro clínico leve y que pueden continuar con su atención en casa con oxígeno; en ese sentido cada tanque con el que se puede derivar a un paciente a su casa en esta pre alta significa una cama más de hospitalización para aquel paciente que inicia la enfermedad y que puede tener un cuadro mucho más grande que el que lo está terminando y que se está recuperando”, dijo.

El director general del IMSS recordó que este programa inició formalmente el 24 de diciembre del 2020.

Abasto de oxígeno medicinal

En su intervención, Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, destacó que el gobierno federal ha trabajado en “colaboración con muchos gobierno locales para lograr un abasto suficiente de oxígeno medicinal, en la Ciudad de México y en todo el país, pero a la vez para lograr que no se disparen los precios, que no se especule con el oxígeno y que no haya acaparamiento de oxígeno”, dijo.

Señaló que para lograrlo se ha establecido una mesa de trabajo con las tres empresas que producen oxígeno en México: Liquide, Linde e INFRA. “Estas tres empresas, una con 17 plantas, otra con 16 y Air Liquide con 4, son las que producen este oxígeno en nuestro país. Lo producen para uso industrial y para uso medicinal”, dijo.

Sheffield informó que el secretario de Salud, Jorge Alcocer, realizó un acuerdo con estas empresas para que “el volumen que se demanda de oxígeno medicinal sea privilegiado sobre el industrial, de manera tal que pasemos oxígeno industrial para uso medicinal”, señaló.

También, destacó, que el organismo que dirige ha colaborando con Aduanas para que pueda importarse de Estados Unidos oxígeno, "de manera tal que el norte de nuestro país se surta de oxígeno que venga de Estados Unidos y aquí en el centro y sur del país nos surtamos de las plantas que están más cerca. Esto va a reducir el tiempo y el costo para la entrega de este oxígeno", indicó.

Por otra parte, el titular de la Profeco señaló que el organismo trabaja de la mano con la policía cibernética ante “el mercado negro que se ha generado en redes sociales, en cuanto a concentradores de oxígeno y tanques de oxígeno, y estamos trabajando de la mano con las plataformas sociales, en particular con Facebook, y con todas las plataformas de comercio electrónico. Hemos bajado más de 100 páginas de comercio electrónico que estaban defraudando a los consumidores, especulando, abusando de los precios y hemos bajado hasta ahorita 700 perfiles de Facebook y en esta semana vamos a bajar 1,000 más”, indicó.

Ante esto, Sheffield pidió a los ciudadano "no hacer caso a las ofertas que vemos en las redes sociales, porque alimentamos un mercado negro, son cilindros robados, son cilindros de uso industrial que no sirven para respirar con ellos, sirven para que funcione un soplete, entonces estan tirando su dinero o muy probablemente ni les entreguen nada”, señaló.

A su vez, Ricardo Sheffield hizo un llamado a todos los habitantes de la Ciudad de México para que regresen los cilindros de oxígeno “cuando ya no los utilicen, pueden llamar a INFRA o a Medigas y pueden pasar por el cilindro, aunque lo hubiesen comprado, que seas solidario con los demás”, resaltó.

“Regresen al mercado los cilindros, porque hay oxígeno, pero sin tanques cómo lo haces llegar a los que los necesitan, los enfermos”, dijo.