Un amparo le devolvió a Elba Esther Gordillo, ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), bienes que le fueron incautados cuando en febrero de 2013 la detuvo la Procuraduría General de la República —ahora Fiscalía— bajo los cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Entre los bienes que recuperó Gordillo están siete cuentas bancarias, tres inmuebles, un lote de libros, obras de arte y tres vehículos, entre los que se encuentra un Chrysler Desoto, modelo 1936, según informa un artículo publicado este domingo por el diario Reforma.

El fallo a favor del amparo 858/2018 fue dictado el 2 de abril por el juez federal Antonio González, recurso promovido por el abogado de Gordillo, Marco Antonio del Toro, según informa el diario.

De acuerdo con declaraciones del abogado dadas al diario, luego de que Gordillo fue absuelta por las autoridades, tras de un proceso penal en su contra que la mantuvo cinco años en prisión —aunque los últimos meses los pasó en su domicilio de la colonia Polanco antes de su liberación en agosto de 2018—, la defensa promovió “por vía de amparo la cancelación de aseguramiento de bienes por inexistencia de delito, mismo que resultó favorable”.

Apenas el pasado 11 de abril, el diario Milenio informó que un Tribunal federal negó dos amparos a Elba Esther Gordillo, por los que demandaba que se le permitiera tener acceso a las carpetas de investigación en las que tenga carácter de indiciada y para que se le informe si existe una nueva indagatoria en su contra.