Eliminar de la Constitución que el ingreso y la promoción de la carrera docente se hagan por concurso pondría en riesgo la transparencia en los procesos de asignación de plazas, advirtió Sylvia Schmelkes del Valle.

“Volver a la compra y herencia de plazas y al clientelismo que de ahí deriva es atentar contra el derecho de los niños, niñas y jóvenes a una educación de calidad”, dijo.

Durante un foro de análisis de la iniciativa de cambios constitucionales para derogar, a propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, la reforma estructural en materia educativa aprobada durante el mandato del expresidente Enrique Peña Nieto, realizado en la Cámara de Senadores, la consejera de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) pidió no desaparecer dicha institución.

“No contar con un organismo autónomo que evalúe el cumplimiento del derecho asentado en la Constitución es volver al oscurantismo. Nadie quiere eso. El principio guía del instituto siempre ha sido la defensa del derecho a una educación de calidad con equidad para todos”, expresó.

La consejera de la Junta de Gobierno del INEE afirmó que el propósito de la autonomía de un órgano evaluador de la educación es asegurar que las mediciones y evaluaciones de componentes, procesos y resultados del Sistema Educativo Nacional produzcan información pertinente, válida y confiable; que ésta se obtenga y analice con rigor técnico, se genere con independencia de la autoridad educativa y se pueda llevar a cabo una difusión oportuna de resultados a la sociedad para detonar procesos de mejoramiento de la calidad de la educación obligatoria.

[email protected]