El Partido Revolucionario Institucional (PRI) anda a la caza de militantes faltos de probidad e investigados por las autoridades federales por cometer delitos para expulsarlos de sus filas.

En la lista ya está Fausto Vallejo Figueroa, exgobernador de Michoacán, según informes del propio Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI.

Sólo se está a la espera de que algún priista presente la denuncia de manera formal, ya sea ante la Comisión Estatal o ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, en contra del exmandatario michoacano, para activar el proceso de expulsión en su contra.

Hasta el cierre de la edición, la denuncia correspondiente no se había interpuesto.

Vallejo Figueroa ha sido acusado de haber llegado al poder estatal con el respaldo del grupo delictivo los Caballeros Templarios.

En septiembre del año pasado, su hijo Rodrigo Vallejo Mora fue sentenciado a 11 meses y siete días de cárcel, encontrado penalmente responsable del delito de encubrimiento, al negarse a aportar datos en la investigación contra Servando Gómez Martínez, alias la Tuta o el Profe, líder del referido grupo delincuencial, preso.

Ochoa Reza reveló que durante la gira que el pasado viernes realizó a Michoacán, recibió distintas expresiones del priismo michoacano sobre procedimientos que van a iniciar en contra de Fausto Vallejo’’.

Donde quiera que se presente la denuncia, aseguró, ahí iniciará y continuará el caso, como ya lo hicimos en el caso de Veracruz , en referencia a la expulsión de Javier Duarte de Ochoa del PRI, resuelta la semana pasada cuando el gobernador de Veracruz con licencia ya se había dado a la fuga, acusado de lavado de dinero, entre otros cargos.

Vallejo Figueroa ya dijo que no tiene nada que ocultar y hasta retó a que lo investiguen ampliamente ; la persecución en su contra es política, explicó, alentada por un senador que perdió la gubernatura en Michoacán , sin atreverse a mencionar por su nombre a José Ascención Orihuela Barcenas, el candidato priista que en el 2015 fue derrotado en las urnas por el perredista Silvano Aureoles Conejo.

Ochoa Reza prometió que los procesos de expulsión del PRI, actualmente en desahogo por parte del órgano jurisdiccional interno, contra los exgobernadores de Chihuahua y Quintana Roo, César Duarte de Ochoa y Roberto Borge Angulo, respectivamente, acusados de enriquecimiento ilícito, entre otros delitos, se resolverán antes de que finalice el presente año.

[email protected]