La empresa NavBlue, filial de Airbus, entregó este martes al próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, el estudio que confirma la posibilidad de que operen simultáneamente el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el de Santa Lucía.

En conferencia de prensa aseguró que con las dos terminales se tendría la capacidad para realizar entre 130 y 140 operaciones por hora en condiciones de total seguridad.

Con base en el documento, no existe ninguna interferencia en el espacio aéreo y hay una total factibilidad aeronáutica para la propuesta que ha hecho el próximo gobierno si la consulta que inicia mañana determina que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se cancela.

La firma, dijo, cuenta con "alto prestigio" a nivel internacional, aunque no ofreció detalles de los aeropuertos en los que está reflejado su trabajo porque le pidieron ser imparcial en el proceso que está en marcha.

El estudio costó 159,000 dólares y fueron absorbidos por el equipo de transición.

Aún con el documento, Espriú aseguró que falta elaborar estudios complementarios que tomarán unos seis meses más antes de iniciar la propuesta de convertir la base militar de Santa Lucía en un aeropuerto comercial.

"Queríamos dejar en claro que las dos opciones de la consulta son totalmente viables para que la gente tome su decisión", agregó.