Después de que se diera a conocer a Tijuana como la ciudad más violenta del mundo, es necesario aplicar una estrategia integral que pueda atender tanto la violencia como la prevención de adicciones en Baja California, opinó el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de la entidad, Juan Manuel Hernández Niebla.

Entrevistado por El Economista, Hernández Niebla consideró que  si bien Tijuana se posiciona como la ciudad más violenta del mundo, de acuerdo con el ranking 2018 del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, al contabilizar 2, 640 homicidios; seguida de Ciudad Juárez, con 1, 251; Acapulco, con 948, e Irapuato, con 473, la mayoría de los homicidios registrados podría corresponder a los enfrentamientos entre grupos delincuenciales que se diputan las plazas.

El estudio también reveló que México lidera la lista con 15 ciudades en territorio nacional, después Brasil con 14 y Venezuela con 6.

“En el 2018 tuvimos alrededor de 3,200 homicidios en todo el estado, del total, Tijuana contabiliza casi 80 por ciento. Los homicidios se deben a la guerra entre cárteles”, aseveró.

En ese sentido, detalló que hasta el momento se reconocen tres organizaciones criminales que se disputan la ciudad: el Cártel de Sinaloa, lo que queda de los Arellano Félix y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

“Un problema importante que se ha generado aquí en la región es el problema de las adicciones, lo que hace que las operaciones del narcomenudeo sean altamente redituables y consecuentemente estos cárteles se pelean el punto de venta, lo que significa ejecutarse entre ellos”, expuso.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante el sexenio de Felipe Calderón se registraron 4, 252 homicidios en Baja California, mientras que en el sexenio de Enrique Peña Nieto la incidencia de este delito se duplicó al contabilizar 8,870 homicidios, es decir, aumentó 108.6 por ciento.

Sobre la actividad económica en la ciudad de Tijuana, Hernández Niebla, expresó que pese a la violencia, funciona “muy bien”.

Cabe recordar que en enero del año pasado, los empresarios de la entidad presentaron la campaña Denúncialos Tijuana, la cual tenía el propósito de evidenciar a los ladrones de negocios a través de espectaculares.

Algunos de los organismos empresariales que conforman esta campaña son la Confederación Patronal de la República Mexicana en Tijuana, la Cámara Nacional de Comercio estatal y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación de la ciudad.

Respecto a la Guardia Nacional, el presidente del CCSPBC afirmó que si bien podría mejorar las condiciones de seguridad en todo el país, es necesario aplicar una estrategia que atienda los factores que han propiciado el aumento de los crímenes.

“Tenemos que entender que la Guardia Nacional es una policía disuasiva y preventiva, que su presencia disminuye que se cometan los delitos, pero no soluciona el problema de fondo que va relacionado con el crimen organizado, narcotráfico y a la importancia de una correcta integración de carpetas de investigación por parte de los ministerios públicos

“Aquí en Tijuana se nos adelantaron y nos mandaron varios refuerzos tanto del Ejército como de la Marina, que sí han disminuido un poco los homicidios que traíamos a niveles récord”, señaló.

En ese sentido recomendó realizar un diagnóstico correcto de las adicciones en México para su combate y tener parámetro de salud, al tiempo que descartó que la entrega de apoyos económicos a los jóvenes realmente contribuya al combate de la violencia nacional, y enfatizó la necesidad de promover la cultura de prevención.