Ante una narrativa antiPRI a escalas estatal y federal, los estrategas de campaña del candidato de ese partido a la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, apuestan a reducir la competencia al ámbito local, donde la estructura partidista, la cosecha de los votos de sus aliados así como una campaña de tierra y la demarcación de confrontaciones directas con otros candidatos les permitan mantener el control de la administración pública mexiquense.

Juan Carlos Villarreal Martínez, director de Ceplan, explicó que la campaña del candidato del PRI está montada en una estrategia electoral de tierra, apostándole el triunfo a la fortaleza de su estructura territorial, que, frente a la de los otros partidos, es una ventaja comparativa inobjetable.

Destacó que si el PRI gana la gubernatura, va a ser por su estructura y aliados.

Asimismo, detalló que casi nadie se refiere a sus aliados, pero con la caída que traen en las encuestas los candidatos de PRI, PAN y PRD, los aliados le pueden dar el triunfo a la coalición del tricolor .

Explicó que aun con una caída en la votación del PRI y si el PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social obtienen votaciones cercanas a 10%, pueden convertirse en factor de triunfo para el Revolucionario Institucional. Ellos le van a dar el triunfo al PRI .

Dijo que las diferentes encuestas lo colocan consistentemente en el primer lugar, aunque, eso sí, con una diferencia menor, respecto de Delfina Gómez de Morena.

Lo que ha tratado de hacer el PRI es no exponer al candidato tanto en términos mediáticos como en términos de confrontaciones con otros aspirantes a la gubernatura y en general con otros actores políticos que tratan de incidir en el ánimo de los mexiquenses.

Mencionó que la propaganda de Alfredo del Mazo está montada en el mensaje del cambio, lo cual parece contraintuitivo, por tratarse del partido en el poder. Asimismo, consideró que si luego del segundo debate oficial Alfredo del Mazo se mantiene en el primer lugar, va a ser muy difícil bajarlo.

Eduardo Rodríguez Manzanares, investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México, expuso que Del Mazo le apuesta a fortalecer lo que se ha hecho en los gobiernos priistas y afianzar el voto duro.

Destacó que si se revisan los resultados de la elección del 2011, la mayoría se pintó en favor de Eruviel Ávila.

Esto nos habla de que el PRI va a estar trabajando para conservar ese voto que le permita sacar avante una elección que se empieza a vislumbrar como cerrada entre el PRI y Morena, sin minimizar lo que pueda alcanzar todavía Partido Acción Nacional.

Un factor importante van a jugar los indecisos que reflejan las encuestas, detalló.

De los 125 municipios que integran el estado, solamente cinco nunca han pasado por la alternancia de partidos en el gobierno, entre ellos Atlacomulco, la tierra del presidente Enrique Peña Nieto.

Mencionó que hay municipios muy importantes políticamente, como Ecatepec, no sólo por ser el más densamente poblado, sino por su situación geográfica, pues si el PRI logra consolidarlo como bastión, lo podría usar para crear una inercia ante municipios vecinos.

Propuesta rosa

Implementar el estado rosa , crear la universidad rosa , el salario rosa y colocar botones de pánico para las mujeres son las propuestas que Alfredo del Mazo Maza, candidato priista, ha presentado para intentar ganar el voto femenino. Sus estrategias, mismas que fueron públicamente criticadas por la abanderada panista, Josefina Vázquez Mota, consisten en apoyar económicamente a las amas de casa por medio de un salario entregado mensualmente, proteger los derechos de las mujeres para que tengan una vida libre de violencia.

Alfredo del Mazo Maza

  • Nació el 5 de diciembre de 1975 en Toluca, Estado de México.
  • Tiene un posgrado en Administración y Finanzas por la Harvard University.

Se ha desempeñado como:

  • Director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).
  • Presidente municipal de Huixquilucan.

lospoliticos@eleconomista.mx