En la antesala del arranque de las campañas, tres senadores se sumaron a quienes en este proceso han pedido licencia al Senado para buscar otro cargo; se trata de Cristina Díaz, del PRI, así como Benjamín Robles y Raúl Morón del PT.

Díaz Salazar, desde que se renovó el Senado hace seis años, presidía la Comisión de Gobernación, donde están pendientes diversos dictámenes que han dividido a los legisladores, como la ley de víctimas, de amparo, la legislación secundaria en materia electoral, la consulta popular, la ley general de archivos, de suspensión de garantía, la del sistema nacional anticorrupción, de desaparición forzada y de atención a víctimas.

La senadora neoleonesa avisó a la Mesa Directiva que deja su cargo el próximo 29 de marzo. A partir del 30, competirá por la presidencia municipal de Guadalupe, Nuevo León.

Por otro lado, también pidieron licencia los senadores Benjamín Robles y Raúl Morón, ambos llegaron a la asamblea con el Partido de la Revolución Democrática y ahora piden licencia como integrantes del bloque PT-Morena.

Ambos informaron a la Mesa Directiva que dejarán sus escaños el 29 y 30 de marzo, respectivamente.

Benjamín Robles, de Oaxaca, será candidato de Morena a una diputación federal y Morón competirá como candidato, también de este partido, a la alcaldía de Morelia, Michoacán.

El senador Celestino Césareo, suplente de Armando Ríos Piter, también se contaba entre los legisladores que en la jornada tenía previsto separarse del escaño a partir del 2 de abril, pero al final retiró la comunicación.

Por su parte, el senador Luis Armando Melgar Bravo, de Chiapas, salió del grupo parlamentario del Partido Verde, pero se mantendrá en el Senado como independiente.

dora.villanueva@eleconomista.mx