El regreso a las actividades económicas, educativas y sociales, suspendidas al decretarse la emergencia por la pandemia del Covid-19, deberá hacerse de manera escalonada, dependiendo de las condiciones que haya en cada región y sector, señaló Alejandro Macías Hernández.

En entrevista, el médico infectólogo que se desempeñó como comisionado nacional para combatir la influenza A(H1N1) en 2009, subrayó que el retorno debe ser de manera paulatina y ordenada, pues, de lo contrario, puede haber un resurgimiento en el registro de contagiados porque el virus todavía estará circulando.

Indicó que, a diferencia del 23 marzo, cuando desde el gobierno federal se dictaron las medidas que habría que seguirse para contener la epidemia, la salida de ese periodo no puede ser igual, incluso no puede haber retorno a las actividades estado por estado, sino al interior de ellos, región por región y sector por sector.

Macías Hernández consideró los gobernadores deberán tener un resurgimiento en el escenario público para disponer y explicar las directrices para el reinicio de las actividades, con base en las condiciones que haya para eso.

El especialista recalcó que falta mucho para que el registro de contagios por la pandemia del Covid-19 entre a una etapa de descenso y para que ello ocurra, es necesario redoblar los esfuerzos para contenerla, como el distanciamiento social, llevar a cabo el confinamiento y extremar las medidas de higiene.

El exfuncionario mencionó que, si bien tuvimos un periodo de gracia que pudimos aprovechar mejor, en lo que llegó la pandemia a México, en este caso se trata de un virus más contagioso y letal y colapsa con mucha más facilidad los sistemas de salud.

En 2009, se decretaron medidas de distanciamiento social desde los primeros brotes del A(H1N1), incluso sin saber muy bien cuál era la infección comunitaria. Incluso, el entonces secretario de Salud, José Ángel Córdova fue muy criticado por eso, aunque, dijo, al final se le dio la razón.

Reiteró que es mejor exagerar y después decir no hay evidencia de actividad del virus, a ser demasiado complaciente. “Si no se ponen en marcha medidas de precaución y la primera vez que te das cuenta es que ya no puedes más en tus hospitales, es demasiado tarde”.

Llamo la atención en que cuando ocurre de un momento a otro un incremento exponencial de casos es muy difícil revertirlo, por lo menos antes de cuatro semanas.

El especialista mencionó que, si bien son muchos los factores que explican la concentración de casos de Covid-19 en una localidad, uno de ellos es el desapego que haya habido de la comunidad a las medidas de distanciamiento social.

El doctor Alejandro Macías comentó que, en el caso de la hospitalización general, la capacidad instalada podría alcanzar para la demanda que habrá en la etapa más difícil de la emergencia, sin embargo, lo difícil es garantizar la oferta de espacios en las unidades de terapia intensiva para los pacientes en estado crítico que necesiten utilizar equipos de ventilación, así como el personal especializado para ese tipo de situaciones. Además, una vez que se mete a un paciente en una máquina para respirar, difícilmente lo pueden sacar en menos de dos semanas.

[email protected]