El exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) hoy Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Guillermo Valdés Castellanos es enfático al decir que no se debe revelar la información generada por el órgano de inteligencia como propone el presidente Andrés Manuel López Obrador ya que, asegura, se pondrá en peligro la seguridad nacional.

En entrevista, quien estuvo al frente del órgano de inteligencia entre el 2006 y el 2011, durante el sexenio del Felipe Calderón, niega que durante su gestión se hiciera mal uso de los sistemas de espionaje.

¿Cómo intervenía el Cisen las comunicaciones en su gestión?

El Cisen, cuando yo estuve, se apegaba a lo que la ley dice (...) La ley establece que tú tienes que generar una agenda nacional de riesgos cada año, esa agenda la propone el Cisen, la elabora cada año, con participación de los expertos no sólo del Cisen, sino del resto de las dependencias del gobierno federal que conforman el Consejo de Seguridad Nacional, son 11 dependencias.

Una vez que tiene ese trabajo dices pues ‘hay que saber qué quiere este fulano que está vinculado en tal riesgo a la seguridad nacional’ y con la información que tienes tratas de demostrar que es necesario intervenir las telecomunicaciones privadas de ese sujeto y ese lo argumentas ante un juez, un escrito con todas la pruebas remitiéndote a la agenda nacional de riesgos (...) el juez valora esa y dice adelante o no está justificado y la niega.

(En caso de que se apruebe) si tiene un teléfono fijo que es desde donde llama la persona que te interesa pides a la compañía de teléfono que te pase las grabaciones de las llamadas de tal número o si es un celular le pides a la compañía del celular (...) es es el procedimiento.

Ese es el procedimiento legal, pero hoy sabemos que había otros mecanismos con Calderón y Peña Nieto que no pasaban por un juez...

No, pues no, ese es el espionaje y eso es lo que sucede cuando no tienes el control de las agencias de seguridad (...) tecnologías como la de Pegasus no es la única, hay varias empresas en Europa y Estados Unidos que usan el mismo principio de infectar el teléfono, o sea de poder espiar sin la participación de las empresas telefónicas, eso facilita la comisión de delitos y si no tienes control de tus agencias de seguridad es muy fácil que se cometa espionaje político.

¿Cuántos mecanismos de espionaje tenía el Cisen durante su gestión?

No te puedo decir eso, eso es cuestión de inteligencia y todo ese tipo de cosas.

¿Podría asegurar que durante su gestión al frente del Cisen y la gestión de Calderón no se espió de manera indebida?

Cuando yo estuve en el Cisen puedo decir que no se usó mal, eso lo defiendo, lo aseguro, lo afirmo.

Aquí hay un mal entendido y creo que es importante decirlo; generar inteligencia es una tarea necesaria para todas las sociedades y reducir la generación de inteligencia a espionaje es falso; el espionaje es una de las formas de generación de inteligencia, entonces el presidente ha dicho que todo lo que hacía el Cisen era espionaje es una mentira, eso es propaganda política, el presidente no sabe lo que es la seguridad nacional ni le interesa, pero en su discurso político de ataque y crítica a todos los neoliberales del pasado hace esta simplificaciones mentirosas de la realidad.

hector.molina@eleconomista.mx