Ante el incumplimiento de la empresa Scytl México, el Instituto Nacional Electoral elaborará su propio sistema de fiscalización, para no poner en riesgo la auditoría de los recursos públicos que darán partidos y candidatos durante el proceso electoral en marcha, informó el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.

El consejero presidente informó que con el acompañamiento de la UNAM, el INE ya comenzó a diseñar la construcción de un sistema que nos permita cumplir con todo el control por parte de la autoridad electoral, con los requerimientos de contabilidad en línea que mandata la propia Constitución y la ley al arranque de las campañas electorales .

Se trata de un modelo informático, que la empresa Scytl México no presentó en un primer avance el 14 de diciembre pasado, por lo que la Unidad de Informática del INE tendrá que desarrollar su propio modelo para procesar las facturas, gastos y contabilidad de partidos y candidatos durante el periodo de precampaña y campaña.

Córdova dijo que podría ser en la sesión de Consejo General de la próxima semana cuando se presente el modelo que desarrolla la UNAM y el INE, ante la virtual rescisión del contrato a Scytl México por retraso en las fechas de entrega del soporte informático.

El director de dicha empresa, Pere Vallés, denunció al titular de la Unidad de Fiscalización del INE, Alfredo Cristalinas, de no entregar a tiempo los requerimientos que necesitaba para el Módulo de Contabilidad, por lo que no pudo entregarlo en diciembre, y pidió que fuera en marzo. Entrevistado en el INE, Cristalinas aseguró que él sí presentó la información correspondiente.

Durante la sesión del Consejo General del INE, Lorenzo Córdova expuso que en la rescisión del contrato a Scytl México no hay ni naufragios, ni claudicación, ni crisis, ni mucho menos intencionalidades políticas , sino que estamos ante un problema que no es menor, pero que tenemos que abordar con una responsabilidad absoluta .

El presidente del INE reconoció que el modelo desarrollado por la UNAM y ese instituto podría ser menos robusto, aunque no quiere decir que va a ser menos eficaz .

Descartó que con dicho contrato rescindido y retraso de las fechas, el INE quede rebasado como ocurrió en el 2012, ante triangulaciones financieras de los partidos, como se demostró en el caso Monex en las campañas del PRI-PVEM.

Eventualmente no nos va a permitir o nos va a obligar a recurrir a contratar más auditores de los que se tenían originalmente previstos, pero esto no significa que la fiscalización es menos robusta, la tarea de los auditores no la suple el sistema , aseguró.

[email protected]