El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, planteó al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, un plan de coinversion federal y estatal de 32,000 millones de pesos para modernizar al estado en vías de comunicación, hospitales e infraestructura hídrica. 

El mandatario independiente de Nuevo León se reunió hora y media con el Presidente electo, con quien dijo que ya no tiene diferencias políticas.

“Estoy dándole seguimiento a la visita que hizo Andrés Manuel allá conmigo (el 4 de septiembre) en la que acordamos sentarnos a platicar sobre el proyecto de Presupuesto del 2019. Hemos planteado las prioridades que Nuevo León tiene, que son prioridades diferentes al del resto del país; obviamente tienen que ver con infraestructura. 

Nuevo León tiene un problema importante que tenemos que resolver que es el agua, nosotros dependemos mucho del agua de lluvia y no tenemos fuentes de abastecimiento para el crecimiento de este estado”, comentó. 

Rodríguez Calderón mencionó que propuso a López Obrador la construcción de una presa en su estado. 

“Estoy convenciendo al nuevo gobierno de que necesitamos construir una nueva presa y he visto simpatía del gobierno entrante en ese sentido

He planteado en el tema también de la seguridad, tenemos unos penales muy viejos y el estado de Nuevo León le invierte siempre a eso, hoy requerimos de compartir, nosotros le hemos planteado al Presidente ir a partes iguales en muchas cosas”, comentó.

Y en ese sentido, planteó que propuso a Obrador una inversión de 16,000 millones de pesos del gobierno estatal, y una cantidad similar por parte de la Federación, a fin de atender, tanto los micro proyectos como las grandes obras.

“Nuevo León necesita ampliar sus dos penales, tenemos una sobresaturación de huéspedes en el penal. También le he planteado el tema de la movilidad, es necesario sacar los trenes de la ciudad, y es un proyecto que para nosotros es muy importante, sacar los trenes de la ciudad rescataríamos 180 kilometros de vías, y seríamos la ciudad con la mejor movilidad de toda América; es un proyecto que hemos trabajado mucho , y que evidentemente tiene la simpatía del Presidente (electo) y de su equipo”, comentó.

“En el caso de los hospitales terminarlos y operarlos,  que son siete hospitales: el de Montemorelos y Sabinas Hidalgo. Son hospitales que se detuvieron por la falta de recursos del Seguro Popular, y eso se van a terminar como ya tenemos los recursos. Lo que requerimos es la operación de esos dos hospitales partir del año que entra”, comentó. 

Finalmente, sobre las diferencias políticas que tuvo durante la campaña presidencial con Obrador, el Gobernador de Nuevo León dijo: “soy un hombre acostumbrado a la competencia y no tengo rivalidades con nadie, tampoco él; es más hemos convenido un gran acuerdo político”. 

¿Cuál  es el acuerdo? -se le preguntó. 

“Llevarnos bien, siempre nos hemos llevado bien, y nos dimos un abrazo. Yo confié en las instituciones; he hecho una relación con el Presidente, nos llevamos bien”, comentó. 

[email protected]