Desde el punto de vista de evidencia física recolectada u analizada, no es posible que los presuntos perpetradores hayan incinerado en ese lugar a 43 jóvenes en el basurero de Cocula, pues no hay consistencia entre la evidencia física y la testimonial, concluyó el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

En conferencia de prensa para presentar sus conclusiones sobre el peritaje integral del Basurero de Cocula en relación a la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero; el EAAF precisó que analizaron las dimensiones e intensidad que deberían haber alcanzado un incendio para reducir a cenizas los cuerpos de 43 personas.

NOTICIA: Argentinos terminan análisis de 24 cuerpos

Los expertos encontraron insectos que se encuentran donde hay restos orgánicos, sin embargo no pueden ser empleados para aseverar la presencia exclusiva de personas, ya que el basurero contiene material no humano de este tipo.

Además el equipo concluyó que no se encontraron señales de fuego abundante en la vegetación circundante al basurero. Asimismo en la zona donde los testimonios señalaron que ocurrió la quemazón de los cuerpos, los especialistas encontraron plantas que empezaron a crecer entre junio y agosto de 2014, es decir mesé antes del 26 de septiembre, fecha en la que presuntamente ocurrió el incidente. De haber existido un incendio, necesariamente esta vegetación se hubiera incinerado.

El EAAF concluye que desde 2010?han existido múltiples fuegos en el basurero de Cocula, por tanto, no es posible ligar la evidencia con un sólo evento de fuego.

Por tanto, el EAAF señala que la información derivada de las declaraciones de los presuntos perpetradores "presentó contradicciones significativas. La forma en que se colocaron los restos de víctimas, los neumáticos, los troncos y el resto del material varía significativamente (...) Por todo lo anterior, "no respaldamos la hipótesis de que hubo fuego de la magnitud requerida y de la duración informada", por el otrora Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam.

NOTICIA: EAAF: inconsistente, investigación de la PGR

Cabe recordar que el EAAF tiene calidad de peritos de las víctimas en el caso y desde sus inicios han tenido intervención en el mismo.

El EAAF está acompañado de las madres y los padres de la familia de Ayotzinapa, así como del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan , el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) y Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz).

[email protected]

erp