La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas, presentó una iniciativa para establecer que, en casos excepcionales, los legisladores puedan sesionar y en su caso discutir y votar de manera remota.

La iniciativa enlistada en la Gaceta Parlamentaria, reforma el artículo 63 constitucional y en sus motivos la legisladora indicó que hay circunstancias extraordinarias que imposibilitan reunirse de manera física en los recintos legislativos, ya sea por disposiciones de protección civil, prevención sanitaria o alguna eventualidad no prevista que impida el desahogo de los trabajos parlamentarios.

Consideró que también se puede manifestar la necesidad de votar uno o más asuntos de urgencia o para los que exista un mandato normativo inaplazable.

Rojas Hernández, puntualizó que la finalidad de la reforma es permitir la realización de sesiones plenarias, registro y votaciones remotas de asuntos urgentes, cuando exista alguna circunstancia que imposibilite la concurrencia del Pleno.

Asimismo, la legisladora planteó que una vez determinada la imposibilidad de reunir el pleno camaral, los asuntos que se aprobarían vía remota serían fijados en acuerdo aprobado por el Pleno de cada Cámara, que sería propuesto conjuntamente por su Junta de Coordinación Política y su Mesa Directiva.

Ese acuerdo plenario sería el único medio que permitiría la activación tanto del registro de asistencia como de la votación remota, con lo que se asegura que sería un instrumento excepcional propuesto por los órganos de gobierno de cada Cámara y aprobado por la instancia de máxima decisión; por ello, no trastoca ni afecta los sistemas de asistencia y votación que funcionan de manera ordinaria.

La legisladora detalló que para la operación del registro de asistencia remota se implementará un instrumento tecnológico que permita la realización de tales registros bajo condiciones de certeza y confiabilidad en sus resultados.

kg