El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, aclaró que las fotomultas tienen un destino específico: la seguridad vial y peatonal de la Ciudad de México, afectada por el sismo de septiembre pasado.

Sobre el monto que se calcula para esta tarea, dijo que puede ascender a unos 900 millones de pesos y aseveró que este cálculo incluye el 80% de condonación que sigue vigente.

Al hablar en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, indicó que “hoy tienen un destino específico las fotomultas y es la tarea de reconstrucción de lo que es seguridad vial y peatonal”.

Puso de ejemplo las vialidades que se tienen que reconstruir y arreglar en Xochimilco, Tláhuac, Iztapalapa, las tareas en la colonia Roma, en las zonas aledañas a los edificios que resultaron dañados y que tienen ruptura de banquetas.

“Todo esto, que esté relacionado con reconstrucción, donde tengamos edificios que colapsaron, banquetas afectadas, vialidades dañadas, señalización que haya que reconstruir y que pueda ser etiquetada a reconstrucción”, subrayó.

Dijo que ya está elaborado y será publicado el acuerdo por el que se da a conocer el destino de los ingresos provenientes de las multas impuestas por infracciones al Reglamento de Tránsito relativo a las fotomultas.

Expuso que si bien en el documento hay otros rubros, como operación y modernización de sistemas de semaforización; control de tránsito; protección y vigilancia ciudadana; operación y mantenimiento de los sistemas de videovigilancia, el rubro al que se dedicará el dinero es el de infraestructura de seguridad vial y peatonal, dañada por el sismo de septiembre pasado. 

Comentó, aunque existen otros incisos, en esta primera etapa el destino será para la reconstrucción; es decir, las fotomultas entrarán a la tarea de reconstrucción de seguridad vial y peatonal de la CDMX.

Recordó que cada una de las fotomultas que son impuestas lleva 80% de condonación si es cubierta dentro de los primeros 10 días de recibido el documento.

“Ahí está el compromiso cumplido del destino específico para las fotomultas; no es una bolsa, no entra a cualquier tarea, no tiene libre disposición”.

Dio a conocer que el Mayor de Nagoya envió una carta para la donación de un millón de yenes, lo que significa 147,000 pesos, lo que se agrega a la reconstrucción, con el compromiso de que se vaya a viviendas. “Que tengan la plena seguridad de que esto será usado específicamente para esta labor”.

Finalmente, informó que sobre Reforma circulan ya 10 autobuses doble piso que están haciendo pruebas; la gente y los conductores se están familiarizando y tienen una buena aceptación. Es la primera vez que estos vehículos circulan con transporte público; antes lo hacían con turistas.

erp