La PGJDF informó la captura y consignación de David Guerrero Moran como copartícipe en el asesinato de Jorge Julio Islas Muñoz, ex abogado y ex empleado de la Auditoría Superior de la Federación a quien secuestró el 27 de octubre y por quien cobró dos pagos por el rescate. Junto con tres cómplices el 3 de noviembre lo privaron de la vida y abandonaron su cuerpo en Iztapalapa.

La Fiscalía Especial de Investigación para la Atención de Delito de Secuestro estableció que Guerrero Moran conocía a un amigo que privó de la libertad al hoy occiso, al cual se encontró y pidió un aventón, pero éste le condicionó manejara el vehículo Neón, blanco, placas 596UKF, asignado por la dependencia federal a Islas Muñoz.

El abogado de los capitalinos, Rodolfo Fernando Ríos Garza, sostuvo en conferencia de prensa que el detenido no proporcionó cómo es que se eligió como víctima al ex funcionario, sino que sólo se encuentra establecido que era un blanco económico, como sucede en ese tipo de delitos, que el detenido no cuenta con antecedentes penales y, al parecer, éste sería el primer evento criminal de por lo menos cuatro implicados.

Ríos Garza precisó que como resultado de labores de inteligencia desarrolladas por la fiscalía y con apoyo de videos proporcionados por el C4, fue posible realizar la detención de Guerrero Moran, cuando circulaba sobre avenida Zacatlán, colonia Lomas de San Lorenzo, sitio cercano a donde se perpetró el secuestro y donde aceptó fue parte del ilícito, ofreciendo datos que permitirán la captura de otros partícipes.

Ante el cuestionamiento de si hay indicios de por qué fue seleccionado como víctima, Ríos Garza se limitó a explicar que el ahora detenido aceptó ser propietario de un vehículo Volkswagen, tipo Golf, color blanco, franjas negras en el toldo, cofre pintado de negro y placas del estado de Guerrero, en el cual la víctima fue trasladada a Lomas de San Lorenzo donde fue abandonado su cuerpo.

rtorres@eleconomista.com.mx