Parece que el presidente Felipe Calderón desconoce las metodologías modernas de reconstrucción del tejido social, con lo cual se podría reducir la violencia en México, opinó Ernesto López Portillo, director del Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde).

El experto en temas de seguridad comentó a El Economista que asesorará a los integrantes de la caravana por la paz que encabeza el poeta Javier Sicilia para que propongan metodologías exitosas y probadas de reconstrucción del tejido social como el caso de Bogotá, Colombia, donde se estimularon conductas participativas con el gobierno.

¿La sociedad mexicana podrá dejar la apatía para participar con el gobierno y que se reduzcan los índices delictivos?

Lo está empezando a hacer, con movimientos como el de la caravana. El problema es que nuestro país tiene una historia de autoritarismo que trató a la sociedad como una menor de edad, donde el padre, el Estado, le daba soluciones , contestó el especialista en políticas públicas de seguridad.

Y especificó: No estamos acostumbrados en la autogestión para resolver problemas y muchas veces es peor cuando nos organizamos y terminamos articulándonos a partidos o a movimientos políticos que utilizan a las organizaciones también como clientelas. Lo que nos falta, pero ahí va, son organizaciones y movimientos autónomos que sigan empoderándose para hablar con el Estado .

López Portillo presenció la semana pasada el diálogo entre Calderón y miembros de la caravana por la paz, lamentó que Calderón haya ratificado su posición en la estrategia de la seguridad pública, la cual, consideró, no es integral.

Lo que tenemos es una intervención que ha incrementado la violencia y los números lo demuestran. Yo no esperaba una rectificación a esta altura del gobierno federal. El presidente Calderón está haciendo exactamente lo mismo desde que llegó: centralizar el uso de la fuerza , sentenció.

Incluso externó que, desde los diálogos por la seguridad que entabló el Ejecutivo el año pasado con varios sectores de la sociedad, no se han tenido resultados favorables, pues los índices de violencia y homicidios así lo demuestran.

Sancionar a los incumplidos

Cabe destacar que el Presidente ha retomado varias propuestas planteadas en los diálogos, pero éstas han tenido trabas en otros ámbitos, tal es el caso de la iniciativa para combatir el lavado de dinero y la depuración de los cuerpos policiacos. La primera fue frenada en el Congreso y la segunda en el ámbito estatal. En esas dinámicas con la comunidad empresarial, religiosa, académica y sociedad civil se propuso, al igual que lo pidió Sicilia, un mecanismo para sancionar a los gobernantes que incumplan con sus compromisos en seguridad. Todos los sectores han recriminado la falta de coordinación entre poderes, la ineficiencia para combatir los delitos y la politización de la problemática.

[email protected]