No habrá seguridad en calles, plazas, caminos, carreteras, ciudades y campo mientras no se depuren, reestructuren y fortalezcan las policías estatales y municipales, admitió Olga Sánchez Cordero.

En el gobierno federal están claros de que si eso no sucede, completó la secretaria de Gobernación, “no habrá Guardia Nacional que alcance” para garantizar la seguridad pública.

Pese a ello, prometió que “muy pronto” se habrá de ver los resultados de la operación de la Guardia Nacional en todo México.

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados para analizar el contenido del Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la responsable de la política interior informó que está en marcha la integración y despliegue de la guardia.

De ahí que demandó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal del 2020 y en los presupuestos de cada entidad federativa se garanticen “recursos indispensables” para el fortalecimiento policiaco estatal y municipal.

“Ése es un compromiso que hicimos el gobierno federal, el Congreso de la Unión y las 32 entidades federativas (al crear la Guardia Nacional). Tenemos que cumplirlo”, dijo.

Sánchez Cordero dio cuenta de que la relación del gobierno federal con los gobernadores y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México se da en el marco del federalismo que consagra la Constitución.

“Es una relación de diálogo constante, colaboración permanente y mutuo respeto. Es también cordial y en muchas ocasiones de mutua confianza, sin distinción de partidos. Las acciones que la Secretaría de Gobernación realiza en cada estado y en la Ciudad de México tienen base en nuestras facultades legales y son informadas previamente a los ejecutivos de cada entidad federativa.

“Mantengo con cada uno de los ejecutivos estatales, sin distinción de partido, una relación por encima de las diferencias de visión o ideología. Todos colocamos por delante los intereses de México. Así lo seguiré haciendo”.

Su relación con los munícipes es del mismo tipo, completó.

A decir de la funcionaria, durante los primeros 10 meses de la administración federal la formulación y desarrollo de la política interior del país ha transcurrido por dos ejes principales: gobernabilidad democrática, y defensa y promoción de los derechos humanos.

En su turno a tribuna, Dulce García Morlan (PAN) enfatizó que son alarmantes las cifras oficiales sobre el crecimiento de la violencia en el país: “Este año ha sido el más violento en toda la historia de México. Masacres como las ocurridas en Minatitlán y Coatzacoalcos son lamentables y nos indican claramente que no hay una estrategia eficaz para combatir la inseguridad.

“La prevención debe ser estrategia prioritaria. Lamentablemente esto lo han dejado en manos de la sociedad, en especial de quienes somos padres y madres de familia, omitiendo la enorme responsabilidad que el Estado tiene”, agregó la panista.

[email protected]