Entre inconformidad colectiva, el Consejo General del  Instituto Nacional Electoral (INE) acató por unanimidad, el mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)  para que el aspirante independiente a la Presidencia de la República, Jaime Rodríguez Calderón, fuera incorporado a la boleta.

Ello toda vez que el gobernador con licencia de Nuevo León presentó  irregularidades entre sus apoyos ciudadanos “insubsanables” como la presentación de apoyos de personas fallecidas.  

En sesión extraordinaria del Consejo General del INE, el Consejero Ciro Murayama informó que Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón envió un total de 2 millones  34,403 apoyos entre octubre y febrero.

De esos, fueron coincidentes con la lista nominal 1 millón 223,408, es  decir,  810,995 apoyos le fueron  descartados desde un principio por las siguientes razones: 266,357 inconsistencias; 11,748 en padrón pero no en lista nominal; 15,938 bajas del listado -que incluye a 7,044 personas que habían fallecido- y  a 7,070 cuya  credencial ya no estaba vigente porque tenía más de 10 años de antigüedad.

Asimismo 6,630 no encontrados en la lista nominal o en el padrón; 1,869 estaban fuera del régimen de excepción , ello es, que no vivían en municipios de alta marginación para entregar su apoyo en  papel y más de medio millón de inconsistencias consistentes en fotocopias, simulaciones o credenciales diferentes  a las de elector.

Ciro Murayama expresó que la mayoría del TEPJF, infirió que “de ese universo de fallecidos; de nombres jamás registrados en el padrón; de personas repetidas,  tal vez, se podrían encontrar 16,656 ciudadanos que faltaron y  siguen faltando. 

“Pero por mandato del Tribunal, no importa; catamos pero no renunciamos al cabal ejercicio de nuestra autonomía y de la imparcialidad”.

Por su parte, el Consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova informó al Consejo General que se analizan los efectos que esta sentencia del Tribunal Electoral tendrá en los distintos temas y procedimientos por venir del Proceso Electoral 2018.

“Podemos anticipar que dicha resolución desencadenará una serie de adecuaciones institucionales a decisiones previamente tomadas, como el diseño y la impresión de las boletas electorales y de las diversas actas correspondientes a ser utilizadas en la Jornada Electoral, la distribución de los tiempos de radio y televisión”, advirtió Córdova.

ana.langner@eleconomista.mx