Los decomisos de sustancias enervantes, en el marco del combate al tráfico de drogas en el país, han variado en el arranque del actual sexenio, comparando los primeros ocho meses del sexenio de Peña Nieto contra seis meses del actual gobierno.