De un total de 18,190 policías estatales a quienes se les sometió a los exámenes de control de confianza, a 800 se les comprobaron faltas graves, por lo que serán dados de baja, informaron autoridades de la entidad.

En conferencia de prensa, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Salvador Neme Sastré, dio a conocer que de los 18,190 elementos evaluados, tienen los resultados de 15,300 y en este mes tendrán los 3,000 restantes.

De los resultados obtenidos, mencionó, hasta el momento detectaron a 2,400 elementos como no aptos para el desempeño de las funciones que actualmente tienen asignadas, de los cuales únicamente 800 son por causas graves.

"El resto son por no estar adscritos a áreas vinculadas con su perfil profesional o personal, por lo que en esos casos se realizará únicamente una reubicación para que puedan seguir laborando", explicó.

Entre los elementos que presentaron la prueba se encuentran el titular de la dependencia estatal, directores generales, personal de las áreas de inteligencia, Seguridad Pública y Tránsito municipales, de Asuntos Internos y los custodios adscritos a los centros de prevención y readaptación social del estado.

Sobre los policías que serán despedidos, amplió que varios presentaron documentación falsa, como documentos que acreditan algún nivel educativo, comprobantes domiciliarios distinto al real o una situación financiera distinta.

"También existen causas más delicadas como la vinculación con grupos delictivos a los que les filtraban información sobre la actuación de la policía estatal, operativos y estrategias, lo que se considera causal de baja inmediata", añadió.

mac