Saltillo.- Fueron dados de baja más de 170 elementos de las fuerzas públicas del estado al no aprobar los exámenes aplicados por el Centro de Evaluación y Control de Confianza, informó el procurador coahuilense, Homero Ramos Gloria.

"Cumplimos con las expectativa del Consejo Nacional de Seguridad Pública y los elementos que no pasaron, ya no están ni va estar con nosotros", remarcó.

Especificó que los más de 170 elementos dados de baja pertenecían a la estructura de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Coahuila.

En ese sentido, dio a conocer que del 2012 a lo que va del año, se han dado de baja 324 elementos de la PGJE y SSP, por dicha condicionante.

Señaló que de alrededor 600 Ministerios Públicos de las diferentes delegaciones de todo el estado fueron dados de baja al menos 25 de ellos, por no haber pasado las pruebas de control y confianza.

Durante el 2012 se dio de baja a 1,500 policías preventivos de las Direcciones de Seguridad Pública Municipales, y sólo durante el mes de diciembre fueron cesados 168 elementos.

Todas las bajas se pretenden recuperar con las convocatorias emitidas por cada una de las Direcciones de Seguridad Pública de los 38 Municipios, como por parte de la PGJE y de la SSP de Coahuila, se informó.

mac