El Gobierno de la Ciudad de México informó que a partir de este jueves se podrá hacer uso de 300 millones de pesos destinados para el apoyo de renta para personas afectadas por el sismo, que acrediten que su predio se encuentre en proceso de demolición o reconstrucción.

 

Se tiene contemplado un promedio de 15 mil personas afectadas, a las que se les otorgará un monto de hasta 4 mil pesos por un plazo máximo de 5 meses, dependiendo de las especificaciones de los casos, mismos que serán determinados por el Instituto de Vivienda (INVI), bajo la supervisión de la Contraloría General.

 

En conferencia de prensa, el jefe de Gobierno sustituto de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, explicó que el dinero proviene del fondo de reconstrucción y estará blindado para evitar que accedan al beneficio personas que no lo necesitan como ocurrió en las primeras semanas de emergencia tras el temblor.

 

"Los tiempos administrativos en este gobierno son independientes a los tiempos partidistas, aquí estamos hablando de tiempos administrativos y respetamos que los tiempos partidistas sigan corriendo al igual que las opiniones partidistas".

 

Además con el objetivo de transparentar las acciones que la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la CDMX ha aprobado, se puso en operación un apartado adicional en la Plataforma CDMX, que informa a la población de los presupuestos asignados y el destino de los mismos.

 

Indicó que hasta el momento los recursos ascienden a 3 mil 713 millones 858 mil 538 pesos con 67 centavos, cifra autorizada para el gasto de las nueve dependencias involucradas en el proceso de la reconstrucción.

 

El pasado mes de enero, el Instituto de Vivienda (INVI) de la Ciudad de México informó que desembolso 149 millones 727 mil pesos, por la entrega de 49 mil 909 cheques para el apoyo de renta hacia las personas que resultaron afectadas en el pasado sismo del 19 de septiembre.

 

Los folios para los cheques se entregaron el pasado 25 de septiembre y hasta el 4 de octubre del año pasado. La ayuda consistía con 9 mil pesos repartidos en tres meses, para las personas que perdieron su vivienda y que comprobaron su identidad, domicilio y afectación.

 

Cabe mencionar que hubo falsos damnificados y/o mal manejo de datos y fue investigado por la Procuraduría General de Justicia capitalina; se abrieron 181 expedientes por fraude por el cobro de cheques, pero muchas de éstas se resolvieron por acuerdo reparatorio, devolución del dinero o reparación del daño.

 

salvador.corona@eleconomista.mx