Luego de que este miércoles se anunciara la promulgación de la reforma educativa impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, hasta el momento se desconoce el impacto presupuestal que conllevará la puesta en marcha de la nueva legislación, consideró Marco Fernández, investigador de México Evalúa.

Entrevistado por El Economista, el experto y también profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey aseguró que ni el presidente de la República ni las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), han dado a conocer cómo se lograrán todas las propuestas de la reforma educativa y sus costos.

Detalló que, a pesar de que los datos han sido solicitados tanto por la oposición en el Congreso de la Unión como por las organizaciones civiles y maestros, éstos no se han expuesto.

“Una cosa son las palabras y los símbolos de establecer diálogos, y otra muy diferente es cumplir las promesas con leyes adecuadas (...) Es una cuestión de que si se cumple con la Constitución se presentan los estudios del impacto presupuestal como lo ordena la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria”.

Fernández recordó que es la sexta reforma en materia educativa que se implementa en los últimos 30 años, con la misma promesa de mejorar el desarrollo educativo a nivel nacional, por lo que consideró que aún está por verse si realmente hay dinero para cumplir con las políticas públicas que se van a derivar.

Por otra parte, señaló que el nuevo marco jurídico contempla propuestas como dar capacitación continua a los maestros, mejorar los salarios y garantizar educación de calidad para las personas en condiciones vulnerables, por mencionar algunas.

Sin embargo, observó que, para este año, hubo recortes en el rubro de formación docente de 61% y 10% menos para el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).

“La nueva reforma mandata al Estado hacer políticas que atiendan a los más necesitados en comunidades rurales, que son los que específicamente atiende el Conafe. Entonces, no se puede hacer esas atenciones con recortes.

“En su momento sorprendió la respuesta de la Secretaría de Hacienda de que no iba a haber impacto presupuestal. Esa respuesta incluso está recogida en la iniciativa de reforma constitucional y es insostenible, porque una de dos, o es una tomada de pelo, o se necesita ser bastante cínico para decir que no se van a cumplir las propuestas en el texto constitucional”, expresó.

Incremento para la SNTE

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) aceptó un incremento salarial, retroactivo al 1 de enero, de 6.25% para los docentes de educación básica y 5.85% para el personal de apoyo y asistencia a la educación de este nivel educativo.

Para personal homologado, es decir docentes y personal de apoyo de educación media superior y superior, el incremento será de 6.15 por ciento.

En la 18 Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional del SNTE, el secretario general del sindicato, Alfonso Cepeda Salas, declaró que durante dos meses se negoció con la SEP la respuesta a su Pliego Nacional de Demandas 2019.