Sinaloa, Veracruz y Oaxaca son las entidades en donde el Partido Revolucionario Institucional a pesar de que ha ganado la gubernatura, ha sido por un margen de votos mínimo. En este proceso electoral, de nueva cuenta Oaxaca se perfila para ser una elección cerrada, según indican las encuestas.

Durango, Chihuahua y Tamaulipas han sido los estados en donde el priísmo ha obtenido el triunfo en elecciones con un amplio margen. En jornada electoral de este año, según los sondeos, el panorama no es distinto.

Con base en los resultados del pasado proceso electoral (2004) en el que se renovó gubernatura, en el caso de Sinaloa, el Revolucionario Institucional obtuvo el triunfo (sobre el PAN) con 11,000 votos de diferencia.

Los datos de los institutos electorales estatales indican que en el caso Veracruz el margen de votación entre el PRI y Acción Nacional fue de 25,000. Mientras que en Oaxaca Ulises Ruiz ganó con 26,000 votos más que su contrincante Gabino Cué, actual candidato del PRD-PAN-Convergencia-PT a la gubernatura estatal.

Encuestas favorecen al PRI

De acuerdo con las encuestas que se han difundido hasta mayo, el Partido Revolucionario Institucional en Chihuahua (con César Duarte) tiene un margen de 11 puntos por encima del Partido Acción Nacional (con Carlos Borruel).

En Durango, Jorge Herrera Caldera, del PRI, puntea con 44.70% en las preferencias electorales, mientras que José Aispuro, de la alianza PAN-PRD se ubica con 26 por ciento.

Por lo que toca a Xóchitl Gálvez, abanderada del PRD-PAN al gobierno de Hidalgo, tiene 35% de las preferencias electorales. Por su parte, Francisco Olvera Ruiz, candidato del PRI, tiene 53% en su favor, según los sondeos de diferentes casas encuestadoras.

[email protected]