El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que, si a la mitad de su gobierno el Congreso no aprueba las reformas constitucionales para la revocación del mandato, aun así llamará a una “consulta independiente” para conocer si los ciudadanos avalan que continúe en el cargo por tres años más.

“Falta también que se apruebe lo de la revocación del mandato. Yo hice el compromiso que a los tres años me voy a someter a la revocación del mandato y el pueblo va a decidir si quiere que yo siga en la Presidencia o que renuncie.

“Y si los legisladores no reforman la Constitución, de todas maneras, de manera independiente con ciudadanos se va a llevar a cabo la consulta, o sea, para la revocación del mandato”, destacó.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el Primer Mandatario fue consultado acerca de si su gobierno impulsará la eliminación de los legisladores plurinominales, a lo cual respondió que por el momento su gobierno tiene como prioridades temas como las reformas para eliminar el fuero; quitar candados a la consulta popular; la revocación del mandato; nuevas formas de delitos graves y la ley de austeridad republicana, entre otras.

Destacó que esas son las reformas prioritarias para su gobierno, por lo que otras como la eliminación de legisladores plurinominales podría ser a la mitad del sexenio.

“Pero yo pienso que esas reformas podrían llevarse a cabo a mitad del sexenio, no ahora. Necesitamos terminar con cuestiones que hay pendientes. Por ejemplo, quitar el fuero, la Cámara de Diputados no sé por qué razón no ha aprobado el que se quite el fuero.

“Yo estoy pidiendo que se reforme el artículo 108 para que el presidente en funciones no tenga fuero y pueda ser juzgado por delitos de corrupción. Nos falta la aprobación también de la Ley de Austeridad; falta la modificación al artículo 35 para que las consultas públicas sean amplias, se quiten candados y tengan carácter vinculatorio”, destacó.

jmonroy@eleconomista.com.mx