El miércoles 17 de febrero comenzó la cacería de Joaquín El Chapo Guzmán en Sinaloa, su tierra natal y su centro e operaciones. Ese día, se dijo que el operativo de las fuerzas federales tenían acorralado a Ismael El Mayo Zambada, el socio de Guzmán. En realidad, la persecución era contra El Chapo.

Agentes antidrogas de la DEA, del Servicio Federal de Alguaciles de EU y de la Policía de Inmigración y Aduanas, colaboraban con los elementos de la Marina Armada de México en la localización de Guzmán, según la agencia AP.

El cateo del día 17 en una residencia de la calle Río Humaya, entre Manuel Bonilla y Rubí, en Culiacán, Sinaloa, se dio porque los elementos de la Marina sabían que ahí estaba el líder del cártel del Pacífico.

Montaron un operativo, pero el escudo de seguridad que tenía la casa con bloques de acero en las puertas les demoró a los marinos más de ocho minutos derribarlo. Para entonces, Guzmán Loera ya había huido a través de la bañera de la casa, que conducía a un túnel interconectado a otras casas y al drenaje de la ciudad de Culiacán.

Para el escape, Guzmán fue auxiliado por Manuel López Osorio, El Picudo, quien lo ayudó a escapar hasta Mazatlán. López fue detenido más tarde, e intentó distraer a las autoridades sobre la ubicación de su jefe, pero para entonces, las agencias de EU ya habían geolocalizado el teléfono celular de Carlos Manuel Ramírez, El Cóndor, jefe de escoltas de Guzmán, lo que condujo al operativo del 22 de febrero, donde Guzmán fue recapturado por elementos de la Marina en el baño de una de las habitaciones del departamento 401 del complejo Miramar de Mazatlán, Sinaloa.

Previamente, las escuchas desde EU al móvil del Cóndor referían que Guzmán se hospedaba en la casa de su ex esposa, Griselda López Pérez, donde se montó un operativo sin que se pudiera localizar al capo.

Finalmente, en el operativo del 22 de febrero en el complejo Miramar, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera fue capturado escondido en el baño de una habitación. No opuso resistencia, dijo ayer el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien confirmó que al momento de su captura, el capo líder del Cártel de Sinaloa estaba acompañado por su esposa, Emma Coronel, y sus pequeñas hijas gemelas. También lo acompañaba Carlos Manuel Hoo Ramírez y la nana de las hijas del líder criminal, quien ahora pugna su sentencia en el penal del Altiplano, Estado de México.

jmonroy@eleconomista.com.mx