La acusación contra Walmart en México respecto del pago de sobornos por 24 millones de dólares en pos de su expansión comercial afectará la percepción que los ciudadanos tienen sobre la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), alertó el Centro Latinoamericano de Responsabilidad Social (Clares) de la Universidad Anáhuac; además, agregó, obliga a los organismos evaluadores en la materia a revisar los mecanismos a través de los que otorgan premios o avalan empresas para fortalecer sus requisitos y nivel de exigencia.

Aunque aún no puede saberse en qué medida impactará este caso la confianza ciudadana hacia la RSE, agregó, tiene que haber un pronunciamiento de las asociaciones que distinguen la responsabilidad social de las empresas, así como de las redes que aglutinan a las firmas que se dicen responsables.

La RSE es un camino por recorrer y esto (el caso en contra de Walmart) es una piedra en el camino, aunque no podemos permitir que afecte de más o habrá un retroceso muy grande , consideró un miembro del Clares que pidió no ser citado aunque habló con El Economista en representación del Centro.

Una empresa que es socialmente responsable no significa que sea totalmente ética, sino que tiene prácticas que se adecuan a la responsabilidad social , explicó.

Este caso particular, destacó, evidencia la importancia de alinear cada vez más la responsabilidad social a la gestión de la empresa.

El gobierno corporativo tiene que ser consciente de la responsabilidad que tiene la empresa, sólo así se pueden evitar prácticas de corrupción al interior de las compañías , consideró.

alejandra.aguilar@eleconomista.mx