El presidente Felipe Calderón reveló por primera vez al Senado al menos 16 compromisos que firmó su gobierno con el de Estados Unidos para el intercambio de información y colaboración para combatir al crimen organizado.

Al responder las preguntas parlamentarias formuladas por senadores, especificó que si bien no es un tratado, la Iniciativa Mérida es el principal acuerdo binacional en contra de la delincuencia organizada trasnacional.

En su escrito, el Ejecutivo federal enumeró 23 acuerdos adquiridos por México con otros países, que no pasan por la ratificación del Senado, en materia de seguridad. De ellos, 18 son con EU.

Por ejemplo, la Carta de Acuerdo entre el FBI de Estados Unidos y la PGR (firmada en el 2009) para almacenar, comparar y cotejar registros de ADN de delincuentes sentenciados, muestras recabadas en la escena del crimen, restos humanos no identificados y familiares de personas desaparecidas, con el propósito de fortalecer las investigaciones en proceso.

Otro es la Carta de Entendimiento entre la Secretaría de Seguridad Pública federal y la PGR con la DEA de EU (2011) para capacitar, apoyar y equipar al personal mexicano encargado de la procuración de justicia, con el fin de destruir, desmantelar y procesar las principales organizaciones internacionales dedicadas al tráfico de drogas.

Otro es la Carta de Intención entre el Departamento de Seguridad Interna de EU y la PGR (2009) para desarticular a las bandas que trafican armas.

También el Memorándum de cooperación entre la PGR, al SSP y la Agencia Antinarcóticos de EU (23 de agosto del 2012) para localizar los laboratorios clandestinos utilizados para la fabricación de drogas sintéticas, entre otros acuerdos.

En tanto, en otra de sus respuestas, el Ejecutivo federal especifica que mientras en el 2006 existían 6,000 elementos de la Policía Federal, en el 2012 ya suman 36,000 elementos. Destacó que su meta para el final de su sexenio es aumentar otros 11,400 policías, que estarán adscritos de la siguiente manera: 7,300 para la policía estatal acreditable; 2,261 a la Policía Ministerial acreditable y 1,793 a custodios del sistema penitenciario.

Respecto del caso de los agentes extranjeros atacados en la zona de Tres Marías, aclaró que los funcionarios de EU sí fueron interrogados por las autoridades mexicanas.

Sin especificar a qué agencia de EU pertenecían, Calderón dijo que no pertenecían a la Oficina Bilateral de Seguimiento de la Iniciativa Mérida.

Reiteró que los agentes extranjeros en México no cumplen tareas de seguridad, sino únicamente de intercambio de información con sus contrapartes mexicanas; desarrollar información, ofrecer apoyo técnico especializado y capacitación a personal de procuración de justicia mexicano.

Presidente Calderón

SE DESLINDA DE MUERTES INOCENTES; CRIMINALES SON LOS RESPONSABLE, DICE

El presidente Calderón reiteró que la estrategia de seguridad de su gobierno no es la responsable de la muerte de personas inocentes, sino que éstas son producto de las acciones violentas de los grupos criminales.

El deceso de ciudadanos no relacionados con el crimen organizado no es producto de las acciones destinadas a contener y debilitar a las organizaciones criminales. Los homicidios en el país, todos ellos lamentables, y en especial los de personas inocentes, son causados por la acción de la delincuencia y la criminalidad , expuso en su escrito de respuestas a las preguntas parlamentarias que le formuló el Senado.

Insistió en que su estrategia de seguridad es correcta, porque está dirigida a combatir la criminalidad, que es la causa de la muerte de muchas personas, en particular de personas inocentes .

Dijo que es correcta porque es una estrategia integral, pues no se suscribe a hacer frente a los criminales, sino busca la reconstrucción del tejido social. Tiene como premisa proteger la integridad de los ciudadanos, sobre ella se da la actuación de las fuerzas federales orientadas a la seguridad pública .

Argumentó que en aquellos casos donde se denuncia que las víctimas no tenían relación con hechos delictivos se han investigado rigurosamente los hechos y fincado responsabilidad correspondientes . Sin embargo, admitió que la fuerza pública no es suficiente para recuperar la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos, si no va a acompañada de un proceso de depuración de cuerpos policiacos, ministerios públicos, jueces y sistemas penitenciarios.

El gobierno federal emprendió una lucha por defender la seguridad de las familias mexicanas. La seguridad que había sido resquebrajada por la debilidad de las estructuras policías y de procuración de justicia , y afirmó que la presencia de las Fuerzas Armadas tampoco es la responsable de la violencia en el país: Es al revés .

CONVENIOS SIN VISTO BUENO DEL SENADO

  • Memorándum de Entendimiento entre la PGR y la AFT de EU (5 de octubre del 2010) para suministrar, obtener y almacenar información sobre armas de fuego recuperadas por las autoridades de justicia.
  • Memorándum de Entendimiento entre la PGR y la Alianza Antilavado de dinero de la frontera suroeste de EU (28 de febrero del 2011) para el intercambio de información y experiencias para combatir el blanqueo de dinero.
  • Entre la PGR y la AFT (1 de agosto del 2011) para compartir información sobre armas de fuego.
  • Entre la PGR y AFT (23 de agosto del 2012) para afrontar el problema de los laboratorios clandestinos utilizados para la fabricación de drogas sintéticas.
  • Entre la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia de México con su similar de EU (2 de agosto del 2009) contra el tráfico de armas.
  • Entre la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia de México con su similar de EU (2 de agosto del 2009) para el intercambio de información que permita luchar eficazmente en contra de los grupos criminales estructurados y enjuiciar a quienes participan.
  • Carta de Intención entre el Departamento de Seguridad Interna, el Departamento de Justicia de EU y la PGR (13 de agosto del 2009) para desarticular y desmantelar a las bandas que cometen contrabando y tráfico de armas y municiones.
  • Carta de Acuerdo entre el FBI de Estados Unidos y la PGR (13 de agosto del 2009) para almacenar, comparar y cotejar registros de ADN de delincuentes sentenciados, muestras recabadas en la escena del crimen, restos humanos no identificados y familiares de personas desaparecidas, con el propósito de fortalecer las investigaciones en proceso.
  • Carta de entendimiento entre la SSP y la PGR de México con DEA de EU para capacitar, apoyar y equipar al personal mexicano encargado de la procuración de justicia con el fin de destruir, desmantelar y procesar las principales organizaciones internacionales dedicadas al tráfico de drogas.
  • Convenio entre la Marina de EU y la Semar para intercambio de información marítima.
  • Convenio entre la Marina de México y la Agencia de Inteligencia Geoespacial de EU para el intercambio de información de imágenes de satélites.
  • Convenio entre la Marina de México y el Departamento de Defensa de EU para la interoperabilidad y la seguridad de las comunicaciones.
  • Cooperación desde el 2008 con el FBI para el intercambio de huellas dactilares.
  • Desde el 18 de febrero, acuerdo entre el SSP de México y el Departamento de Seguridad de EU para el intercambio de información de inteligencia usada para desarrollar estrategias operacionales precisas.

jmonroy@eleconomista.com.mx