El presidente Felipe Calderón firmó un decreto de reforma a través del cual se hace obligatoria la educación media superior. La puesta en marcha de esta modificación a la Constitución será a partir del próximo ciclo escolar.

Tras la firma del decreto que se llevó a cabo en la residencia oficial de Los Pinos, el Presidente destacó que la reforma pone como límite el 2022 para que el Estado garantice este nivel de escolaridad a los mexicanos.

Se prevé un periodo de transición para poderle dar cumplimiento a este mandato de manera sensata y viable en términos financieros y operativos , dijo en la ceremonia en la que estuvo presente su esposa, Margarita Zavala, y la exdiputada del PRD Ruth Zavaleta.

Rodolfo Tuirán, secretario de Educación Pública en funciones, comentó que en el 2016 se alcanzará 85% en la cobertura de bachillerato para que a principios de la próxima década se garantice la cobertura universal.

Explicó que las remuneraciones salariales de quienes concluyeron la educación media superior son 27% más elevadas que las personas que terminaron hasta la secundaria.

Calderón refirió que se modificaron los artículos 3 y 31 de la Constitución, pues -detalló- hoy más que nunca se necesita apretar el paso para la universalización del bachillerato.

Esta medida nos pone en el camino correcto para lograr en el mediano plazo un proyecto nacional de escolaridad de 15 años de estudio, como la que tienen muchos de los países con los que competimos , explicó.

Asimismo, comentó que en este sexenio se ha impulsado el sistema de becas para los jóvenes y se espera que se concluya el ejercicio fiscal con casi 8 millones de becarios.

Nos parece injusto que gran parte de la deserción escolar que padece el país se deba a que los jóvenes ven frustrados sus sueños de concluir una carrera por falta de dinero (...). Estamos convencidos de que no podemos darnos el lujo de desperdiciar así el potencial de nuestra juventud , agregó.

El Primer Mandatario destacó al Congreso por la aprobación de la reforma, sobre todo la gestión de Margarita Zavala y de la experredista Ruth Zavaleta, quien fue invitada por el Presidente debido a su intervención para que se modificaran los artículos de la Constitución.

tania.rosas@eleconomista.mx