La Fiscalía de Estados Unidos informó sobre la detención de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública federal con Felipe Calderón (PAN), a quien se le acusa de recibir sobornos por parte del Cártel de Sinaloa mientras se desempeñaba como funcionario público.

La detención de García Luna, precisó la Fiscalía estadounidense, se llevó a cabo el pasado lunes por agentes federales en la ciudad de Dallas. Desde hace algunos años, el exfuncionario radicaba en la Unión Americana.

Richard P. Donoghue, fiscal del distrito este de Nueva York, quien está a cargo del caso, indicó mediante un comunicado que García Luna “está acusado de aceptar millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa de (Joaquín) Guzmán, el Chapo, mientras controlaba la Policía Federal de México y era responsable de garantizar la seguridad pública”.

Los sobornos, refirió la Fiscalía de Estados Unidos, se presume que se habrían suscitado desde el 2001 hasta el 2012, “mientras ocupaba puestos de alto rango en el gobierno mexicano”, durante los sexenios panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Los delitos por los que lo acusa oficialmente la Fiscalía de EU son los siguientes: conspiración internacional de distribución de cocaína, conspiración para distribución, posesión con el intento de distribuir cocaína, conspirar para importar cocaína y falsas declaraciones.

Posición de nuestro país

Tras el comunicado de las autoridades estadounidenses, la Fiscalía General de la República (FGR) de México anunció que también hay una investigación en marcha sobre García Luna.

En el caso de la Fiscalía mexicana, los cargos por los que se le indaga al exfuncionario federal son por la probable “conspiración para traficar cocaína, declaraciones falsas a autoridades judiciales federales, cohecho, coparticipación en diversos delitos contra la salud, delincuencia organizada”, entre otros.

La FGR añadió mediante un comunicado que, una vez que la carpeta de investigación termine de integrarse, se solicitará a un juez una “orden de aprehensión con fines de extradición en contra” de García Luna.

En el marco de una conferencia ofrecida con motivo de la firma de la adenda al Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard,  dijo que en caso de que García Luna solicite ayuda consular se le podría brindar, ya que es un ciudadano mexicano.

Opinión de especialistas

De acuerdo con expertos, García Luna fungió durante los sexenios panistas como una de las principales figuras en seguridad con quien incluso el mismo gobierno estadounidense entabló una alianza para dar marcha a la llamada Iniciativa Mérida, que es un convenio de colaboración entre EU y México para el combate al crimen organizado.

En entrevista, José Reveles, periodista especializado en narcotráfico, indicó que García Luna “tuvo todo el poder del mundo con Calderón, ya lo tenía con Fox, pero adquirió mucho más potencia con Calderón y, bueno, lo curioso es que no lo captura México”.

Reveles mencionó que durante el sexenio de Calderón se entablaron pláticas desde el gobierno federal con las diversas células del crimen organizado, a través del general Mario Arturo Acosta Chaparro, quien fue asesinado en el 2012.

“Pero también trabajaba (en los enlaces) García Luna, porque cuando la Barbie (Édgar Valdez) declara luego de ser detenido en agosto 30, del 2010, dice: ‘a mí me traicionaron, me traicionó Juan Camilo Mouriño, me traicionó el presidente de la República, me traicionó Genaro García Luna’ y empieza a decir que daban dinero, no dice que a Calderón pero sí a sus secretarios”, dijo Reveles.

Por su parte, Eunice Rendón, especialista en seguridad, recordó que Genaro García Luna trabajó de la mano con organizaciones estadounidenses contra el crimen, como la misma DEA.

“En la época de Genaro (García Luna) fue cuando más recursos tuvo el mecanismo de Iniciativa Mérida (...) Tan sólo 1,500 millones de dólares correspondieron a los años fiscales del 2008, 2009 y 2010; es decir, el paquete inicial con Calderón, que es la época en la que (Iniciativa) Mérida tuvo más dinero”.

Martín Barrón, investigador y especialista en seguridad del Instituto Nacional de Ciencias Penales, dijo que en la trayectoria de García Luna, dentro de las instituciones de seguridad mexicanas, se allegó de información privilegiada sobre figuras políticas importantes y del crimen organizado.

“Lo sorprendente de la detención (en Estados Unidos) se da a partir, quizás, de la declaración de Joaquín Guzmán Loera en el juicio que se celebró el año pasado y a partir de ahí yo creo que las autoridades estadounidenses probablemente siguieron investigando. Pero si ése es el señalamiento, habría que darle seguimiento a una enorme cantidad de funcionarios”, planteó el investigador.

Cabe recordar que en noviembre del 2018, en el juicio del Chapo en Nueva York, Jesús Rey Zambada dijo que entregó en un restaurante dos maletas con entre 6 y8 millones de dólares en sobornos al exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, en el 2005 y 2006.

Las consecuencias a Calderón

Los especialistas consultados coincidieron en que la detención de García Luna tendrá consecuencias sobre Felipe Calderón, quien lo acuñó como uno de sus hombres de confianza durante su sexenio y quien recientemente ha sido uno de los más críticos hacia la estrategia de seguridad desplegada en la actual administración.

“Sí hay una afectación directa (...) sobre todo en lo que ha estado más activo (Calderón) que nada, (que) es criticando el tema de la estrategia de seguridad (...) recordemos que si una bandera marcó al sexenio de Calderón fue el tema de seguridad”, dijo Eunice Rendón.

El hombre fuerte de Calderón.

Genaro García Luna, quien fuera secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012), estudió ingeniería mecánica, pero abrazó la carrera policial donde tuvo una actuación importante durante los sexenios panistas.

Originario de la Ciudad de México, García Luna nació el 10 de julio de 1968, fue director de la Agencia Federal de Investigación (AFI) del 2001 al 2006.

A él le correspondió presentar, el 7 de marzo del 2007, la Estrategia Integral para la Prevención del Delito y Combate a la Delincuencia.

Entre sus aspiraciones estuvo dirigir la Interpol y fue candidato al puesto en el 2004. Fue coordinador general de Inteligencia para la Prevención de la Policía Federal Preventiva.

También ocupó la subdirección de Protección, y fue jefe del Departamento de Investigación Técnica de la Dirección de Servicios Técnicos e investigador de Asuntos Extranjeros, en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Cursó estudios de control de vuelo en el Centro de Estudios Aeronáuticos, tiene diplomados en Información e Investigación en el Cuerpo Nacional de la policía española, además de un curso sobre control de armas y explosivos impartido por la OEA.

Después de prestar servicios en el Cisen, en 1999 entró a la Policía Federal Preventiva.

Sus reconocimientos provienen del mismo aparato del Estado, a través del Cisen. Una condecoración al Mérito Policial con Distintivo Rojo por el Cuerpo Nacional de Policía de España. Así como de diversos organismos estadounidenses, colombianos y alemanes, entre ellos el FBI y la DEA. (Con información de Notimex)

Casos polémicos durante sus encargos

Genaro García Luna ocupó diversos cargos en materia de seguridad pública durante los gobiernos de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, en los que se registraron expedientes que van desde la polémica por el caso de la ciudadana francesa Cassez, hasta la fuga, y que no se pudo volver a detener en el sexenio calderonista, del Chapo.

Florence Cassez.

Durante la gestión de Genaro García Luna al frente de la Agencia Federal de Investigación (AFI), en el 2005, se suscitó uno de los casos más mediáticos de secuestro en el país, debido a la presunta participación de una ciudadana francesa de nombre Florence Cassez.

En un operativo transmitido a nivel nacional por televisión, elementos de la ahora extinta AFI ingresaron a un rancho en el que detuvieron a integrantes de una banda de secuestradores denominada Los Zodiacos, con la cual a su vez se relacionó a Florence Cassez, quien presuntamente mantenía una relación personal con el líder de la banda.

Tras los hechos, a Cassez se le dictó una sentencia de 60 años de prisión por el delito de secuestro.

Posteriormente, el gobierno reconoció que el operativo fue un montaje para ser transmitido en televisión, porque éste había sido en la víspera.

En el 2013, la Primera Sala de la Suprema Corte desechó la sentencia en contra de Cassez por considerar que hubo faltas graves en el debido proceso y ordenó su inmediata liberación.

Joaquín Guzmán Loera, el Chapo.

Fue en el 2001, en el sexenio de Vicente Fox, cuando el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, se escapó del penal de Puente Grande, en Jalisco. Año en el que Genaro García Luna fue nombrado como titular de la Agencia Federal de Investigación, el órgano élite en seguridad del gobierno foxista.

Tras su escape, la captura de el Chapo fue uno de los principales pendientes en seguridad en México. Sin embargo, poco se logró avanzar para dar con la captura del narcotraficante.

Ya en el sexenio de Felipe Calderón, cuando se declaró la llamada guerra contra el narco mexicano, García Luna fue nombrado como secretario de Seguridad Pública.

No obstante, no hubo información en el sexenio de Calderón sobre pesquisas o búsqueda para capturar al Chapo Guzmán.

La acusación de Edgar Valdez, la Barbie.

Una de las principales figuras del Cártel de los Beltrán Leyva, Edgar Valdez, alias la Barbie, acusó mediante una carta a Genaro García Luna, en el 2012, de recibir dinero del narcotráfico desde el 2002.

El criminal que se encuentra recluido en una cárcel de Estados Unidos cumpliendo una sentencia de 49 años indicó entonces, mediante dicha misiva, que líderes del narcotráfico mexicano habían entregado sobornos a diversas figuras del gobierno federal, entre las que se encontraba Genaro García Luna.

En la misma carta, el delincuente refiere que el comportamiento de García Luna era ya del conocimiento de las autoridades de Estados Unidos.

Los señalamientos de Jesús el Rey Zambada

La última polémica que incluyó a Genaro García Luna se suscitó durante el juicio del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, en el 2018.

Durante su juicio realizado en una Corte de Nueva York, en Estados Unidos, fue citado a declarar Jesús el Rey Zambada, hermano de Ismael el Mayo Zambada, quien trabajaba para el Cártel de Sinaloa.

En los dichos vertidos en el juicio del Chapo —que concluyó con la declaración de cadena perpetua para el narcotraficante líder del Cártel de Sinaloa—, Jesús Zambada aseveró que personalmente proporcionó al menos dos sobornos a Genaro García Luna por un estimado, ambos, de 6 millones de dólares.

Los presuntos sobornos entregados por el narcotraficante al hoy imputado por las autoridades estadounidenses se habrían realizado entre el 2005 y el 2006, mientras que García Luna habría sido titular de la Agencia Federal de Investigación y posteriormente nombrado titular de la Secretaría de Seguridad Pública, durante el sexenio de Felipe Calderón.

[email protected]