La diputada Mariana Dunyaska García Rojas, propuso modificar la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, para limitar el cobro excesivo de intereses por parte de bancos, que alcanzan hasta un 60%, además de sujetarlos a estándares internacionales.

La secretaria de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, destacó en un comunicado que actualmente los bancos que operan en el país son los más caros del mund o, no sólo frente a subsidiarias de países desarrollados sino incluso de América Latina.

En Chile, mencionó, las tasas se ubican entre 47 y 53% como máximo; en Colombia los réditos varían entre 28 y 36%; en Perú se mueven de 24 a 60%, mientras que en Venezuela se ubican en 33 por ciento.

La diferencia es aún más notoria en países como Canadá, donde las tasas van de entre 18 y 20%; en España entre 8 y 25% y en Estados Unidos entre 8 y 16 por ciento , apuntó.

En entrevista, aseguró que en 2012 la banca comercial obtuvo ganancias por 87,700 millones de pesos, producto de los altos intereses que cobran a tarjetahabientes mexicanos, en tanto que en 2013 la cifra superó los 84,732 millones de pesos, de los cuales, el 78.8% provienen de los siete bancos más grandes del país.

García Rojas dijo que según informes del Banco de México, durante los pasados siete años, el costo anual total de los clientes de tarjetas de crédito se ubicó entre un 30 y 60%, en tanto que el de los créditos hipotecarios ha rondado el 15 por ciento.

En cambio, abundó, el rendimiento que reciben los ahorradores en instrumentos de captación, como los pagarés con rendimiento liquidable en 28 días, ha sido cercano al 1.3%, y el de los instrumentos líderes en el mercado de dinero, los Cetes a 28 días, se ha ubicado entre 4 y 4.5%, en promedio.

Si a estos niveles de tasas de interés que obtienen los ahorradores se les descuenta el índice inflacionario, que se ha mantenido en los últimos siete años en un promedio de entre 3 y 4%, entonces el público ahorrador obtiene rendimientos reales negativos por sus recursos depositados en los bancos , subrayó.

Explicó que para un ahorrador que deposite 10,000 pesos durante cinco años en una cuenta de ahorro tradicional, su tasa de interés promedio anual, en el mejor de los casos, será de 2.15%, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Indicó también que de acuerdo con informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, al cierre de marzo de 2013, de los 44 bancos comerciales que operan en el país, los siete principales concentraron 78.8% de los activos totales.

Estas mismas siete instituciones participaron con 84.1 por ciento de la cartera total de crédito; 83.03 por ciento de la captación total; 78.01 por ciento de la inversión en valores y 89.4 por ciento de las utilidades del sistema , detalló.

Es por eso, concluyó, que debe limitarse el cobro excesivo por parte de las Instituciones bancarías en el país, sujetándose éstas a los estándares internacionales, y minimizando las cargas a los usuarios.

Dio a conocer que su iniciativa fue turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público para su dictaminación, misma que plantea agregar un último párrafo al artículo 18 Bis-6 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros.

RR