El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, dijo que a la izquierda no le faltó voluntad para sacar la reforma política del Distrito Federal y anunció que presionará para que se abra un periodo extraordinario en enero, en el que se debata y vote el tema.

Luego de que el jefe de Gobierno del Distrito Federal diera su posición por el atorón de la reforma, Barbosa aclaró que no hay asperezas con el mandatario local y recalcó que la izquierda siempre ha tenido la reforma política de la capital entre sus prioridades, además de que ha apoyado en todo momento al jefe de la capital.

No obstante, afirmó que la reforma no podría salir sin el apoyo del PRI porque al tratarse de una modificación constitucional se requieren dos terceras partes de los senadores para su aprobación.

La panista Mariana Gómez del Campo, secretaria de la Comisión del Distrito Federal en el Senado, enfatizó que el PRD rechazó aplicar la figura del referéndum para que los ciudadanos puedan participar en la redacción de la Constitución Política de la Ciudad de México. Incluso culpó a algunos legisladores de acatar las órdenes de Mancera sin saber que la reforma pactada en la Cámara alta era diferente a la que quería el jefe de Gobierno.

El gran problema es que algunos legisladores le fueron absolutamente leales al jefe de Gobierno y desconocieron los acuerdos previos. La reforma política que estaba siendo impulsada por integrantes de su partido (PRD) es muy distinta a la que pretende el jefe de Gobierno , afirmó.

Gómez del Campo hizo un llamado al jefe de Gobierno a hacer su trabajo para conciliar y generar los consensos que se requieren para sacar adelante el tema.

La perredista Alejandra Barrales, integrante de la citada comisión, declaró que el freno al tema apunta a que hubo cálculos políticos, pues nadie puede pensar que el obstáculo se diera como parte de una ocurrencia.

Opinó que la reforma no tendría impacto en el 2015, año de elecciones intermedias en la capital.

Por otro lado, el senador del PAN, Javier Lozano, deslindó al PAN del freno a la reforma constitucional para desindexar al salario mínimo, y aclaró que quien cambia las cosas de último momento, o pretende cambiarlas, es el PRD por instrucciones de Miguel Ángel Mancera .

[email protected]