Al registrarse como precandidata de Movimiento Ciudadano (MC) para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales, señaló que los problemas que vive el país y la ciudad no son ideológicos sino puntuales que se deben resolver con una nueva forma de hacer política.

“La inseguridad, el desempleo, la falta de espacios educativos para los jóvenes y la falta de oportunidades no son temas ideológicos son temas muy puntuales (…), por ello debemos romper con el viejo régimen”, dijo durante su discurso en las instalaciones de MC.

Posteriormente en entrevista, la perredista dijo que va a fortalecer todos los programas y las acciones que se haya hecho bien a lo largo de los veinte años de gobierno del PRD en la CDMX “y sin consignas, sin dedicatorias estaremos lo que sea necesario para garantizar el mejor gobierno y calidad de vida en esta ciudad”.

A pregunta expresa sobre un posible riesgo en los programas sociales en caso de que ganará Claudia Sheinbaum, precandidata de Morena, señaló que “el riesgo que existe de no cambiar la forma de hacer política de no construir un nuevo régimen como el que proponemos, es que nuevamente estemos en la posibilidad de seis años como los que hemos vivido en el país, de retrocesos”.

Añadió que hay un desencantó en la delegación Cuauhtémoc, Tláhuac, Tlalpan: “hay un reclamo de la ciudadanía (…) habrá otra forma de resolver sus problemas”, afirmó.

En entrevista, el coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, reconoció que Barrales fue una "pieza determinante" en la formación del Frente y que es una funcionaria que ha demostrado con resultados que es capaz de gobernar la capital”.

Previamente, durante la entrega de constancia a la también precandidata del PRD y próximamente de Acción Nacional, consideró que se deben poner por delante los proyectos para no caer en las divisiones.

“Este México no necesita odios ni divisiones ni rencores, México ya no tolera más simulaciones, lo digo por que quien ahora tiene el discurso de rescatar la ciudad (ellos) la abandonaron porque también fueron parte de los gobierno de oposición (…), en la próxima elección no basta con cambiar de partido”, concluyó.

salvador.corona@eleconomista.mx