La cantante Melissa Plancarte, conocida en la industria musical como la Barbie Grupera o Princesa de la Banda, se deslindó de cualquier actividad que implique a su padre Enrique Plancarte como miembro de Los Caballeros Templarios.

El deslinde de Melissa Plancarte apareció en las redes sociales luego de que en los medios de comunicación se ha venido publicando desde días atrás las posibles vinculaciones de la carrera de la cantante con actividades no fiables.

A través de una carta, Melissa remarcó que respeta a su padre, pero que ella no debe cargar con las posibles culpas de Enrique Plancarte.

"Mi interés principal es fijar mi postura con respecto a mi carrera musical, la cual inicié hace ya varios años y que siempre ha estado alejada de escándalos y problemas. Con respecto a mi padre, naturalmente que lo amo. Pero así como no soy yo quien deba juzgarlo, tampoco soy responsable de sus actos y no cargo en mí culpa alguna.

Soy totalmente ajena a las situaciones con las que me relacionan. Mi mundo, mi sueño y mi pasión es la música y hace tiempo me dedico a ella a la par de mis estudios. Mi carrera no puede verse empañada por actos ajenos a mí , escribió la cantante.

La Princesa de la Banda destacó que los medios de comunicación desconocen de su trayectoria en la industria de la música y los señaló de no hacer una investigación profunda sobre su carrera.

En su carta, con notorias faltas de ortografía y redacción, también se pronunció porque la paz regrese a la convulsionada Tierra Caliente michoacana.

"Deseo que los conflictos tengan solución y exista paz en nuestro país. Sin embargo, no me considero capaz de emitir opinión respecto a situaciones complejas y realmente ajenas a mi carrera profesional .

USO DE BIENES PÚBLICOS

Desde ayer por la noche comenzaron a divulgarse informaciones en las que se afirma que Melissa y su equipo de producción utilizaron edificios públicos michoacanos como locaciones para la realización de sus videos musicales.

La realización de estos videoclips se concretaron en el mismo año en que la actual administración estatal comenzó a despachar desde Morelia, en 2012.

El uso de estos inmuebles está restringido para actos privados. Sin embargo, el gobierno estatal y la cantante no han emitido hasta ahora comunicación alguna que desmienta estas afirmaciones.

Su hermano, Enrique, Kike , Plancarte, también ha sido señalado como cercano a grupos delictivos por las Autodefensas michoacanas. Hasta ahora, el también cantante no ha emitido una opinión sobre los posibles vínculos que lo ligan a las actividades de su padre.