Las comisiones unidas de Relaciones Exteriores y Relaciones Exteriores para América Latina y El Caribe en el Senado aprobaron por unanimidad el nombramiento del Ejecutivo federal a favor de Beatriz Paredes Rangel como embajadora de México ante la República de Brasil.

Paredes Rangel, en su comparecencia ante dichas comisiones, destacó que el papel de México y Brasil son estratégicos y fundamentales para que no haya una fractura en las relaciones en América Latina.

Dijo que la negociación diplomática a diferencia de la política tiene como prioridad ir avanzando, "que no se paren de la mesa" los actores, por eso las negociaciones diplomáticas tienen un ritmo largo.

Expuso que lo que México y Brasil tienen que desmitificar son todos los matices sencillos de superar para llegar acuerdos, para familiarizarse más, para trabajar en conjunto ante los organismos multilaterales.

Expuso que desde la Embajada de México en Brasil, en combinación con la Secretaría de Economía, el sector empresarial mexicano impulsará seminarios por rama productiva.

Ello, añadió, para reconocer las barreras arancelarias donde hay condiciones productivas que no permiten la apertura y tener un mapa por rama productiva para poder avanzar.

Paredes Rangel reconoció que los sectores empresariales de ambos países han tenido resistencia a la apertura.

Por eso, dijo, es necesario encontrar las áreas de oportunidad al tiempo que señaló que los mexicanos y brasileños se conocen poco, aunque simpatizan y son culturas distintas.

Se prevé que este dictamen donde se ratifica el nombramiento del presidente Enrique Peña Nieto a favor de Beatriz Paredes sea turnado este mismo jueves o en una eventual sesión del pleno del Senado el viernes.

klm