Las agresiones hacia políticos se mantienen.

Entre el viernes 15 y este domingo 17 de junio, al menos tres fueron los atentados en contra de candidatos a puestos de elección locales y funcionarios municipales. En dos de los tres hechos hubo víctimas.

Se trata de los casos de Jesús Nolasco Acosta, candidato suplente de Morena a segundo regidor en León, Guanajuato, y de Luis Antonio Terrazas Valente, coordinador electoral en Acapulco, Guerrero por el PRI y funcionario de la misma alcaldía. Ambos candidatos fueron ultimados a tiros.

La causa de la muerte de Nolasco Acosta, denunció el candidato a la gubernatura guanajuatense también por Morena, Ricardo Sheffield, fue un robo.

“A los más de 1,300 asesinatos que lleva Guanajuato en este año se suma el asesinato de Jesús Nolasco que lo robaron; por robarle una moto le pegaron cuatro balazos y murió anoche”, aseveró Sheffield en un mitin este sábado en la ciudad de León, en donde pidió a los asistentes guardar un minuto de silencio en su memoria.

Más al sureste, en Acapulco, en la comunidad de La Sabana, el mismo viernes fue asesinado Terrazas Valente, quien se desempeñaba como comisario de la comunidad y en donde fue asesinado a balazos.

“Lamento la partida de Luis Antonio Terrazas Valente, comisario de La Sabana, en Acapulco; quien se desempañaba como coordinador del Distrito 06 del programa electoral del PRI. Condenamos el cobarde hecho y pedimos su pronto esclarecimiento”, escribió en su cuenta de Twitter el dirigente estatal del PRI en la entidad, Heriberto Huicochea.

Mientras que en el centro del país, en Querétaro, una de las camionetas de la candidata a la alcaldía de Landa de Matamoros, Eva Maldonado, recibió al menos 18 impactos de balas; no obstante, nadie resultó herido.

La candidata a la alcaldía no se encontraba en la camioneta al ser baleada por personas aún no identificadas; sin embargo, el candidato a regidor en la misma coalición de Maldonado, Mariano Meraz Ponce sí; aunque de acuerdo con versiones de medios locales resultó ileso.

Juan José Rodríguez, dirigente estatal del tricolor en Querétaro vinculó las agresiones al Partido Acción Nacional (PAN), ante lo cual el blanquiazul local respondió que era una irresponsabilidad los señalamientos. La Fiscalía local ya recibió la denuncia por los hechos y anunció que hará una investigación.

Estados del pacífico, los más preocupantes: consultora

El director de la consultora de riesgos Etellekt, Rubén Salazar, dijo a El Economista que la impunidad es el principal impulsor para que se cometan asesinatos contra figuras políticas y candidatos, cuyo número supera el centenar desde que dio inicio el proceso electoral, en septiembre pasado.

“Ha habido algunos avances en unos cuatro o cinco casos, es a lo que hemos podido tener acceso con información abierta de 15 (candidatos asesinados); esto finalmente lo que provoca, al no haber una acción mucho más contundente de la autoridad y al haber un manto de impunidad prácticamente total, es precisamente promover estos actos de violencia en contra de candidatos”, aseveró.

Con corte hasta el 12 de junio, Etellekt ha contabilizado 113 asesinatos de políticos; de éstos 43 eran precandidatos (28) o candidatos (15) a puestos de elección en el actual proceso comicial.

La debilidad institucional, tanto de las entidades como de los municipios, es otro factor que integra la violencia, precisó Salazar.

“Los municipios no tienen la capacidad de salvaguardar la vida, incluso, de las propias autoridades, mucho menos de los candidatos, los estados tampoco; la Federación de alguna manera suele señalar que en lo que se refiere a candidatos federales la situación es mucho menos crítica, hasta ahora sólo va un candidato (asesinado) que aspiraba a un puesto de elección federal (...) entonces de alguna manera con eso se justifica”, afirmó.

El presidente de la consultora detalló que la región del Pacífico mexicano, con estados como Guerrero, Oaxaca, Jalisco, Colima, Nayarit y Michoacán, es la de mayor preocupación.

“En toda esta región hay que tomar en cuenta que el Estado no está desapareciendo, lo peor de todo es que se está criminalizando; tienes a una autoridad estatal en poder o bajo control de grupos criminales y esto es muy grave porque están manejando policías municipales, están manejando o dominando a la autoridad y de esta manera obteniendo información privilegiada”, afirmó.

El presidente de la consultora agregó que se puede incluso “hablar de grupos paramilitares” en Guerrero —entidad puntera hasta ahora en asesinatos contra políticos—, que controlan la vida pública local.

“La violencia se ha convertido en el verdadero instrumento de imposición y de selección de candidaturas (...) son muchos, son diversos, estamos hablando de que son por lo menos 20 células en el estado de Guerrero que tienen control de diversos territorios que se enfrentan y están en guerra”, dijo.

[email protected]