La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, afirmó que en relación con el atentado contra el Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, no se responderá en una lógica de guerra ni de violencia por parte del Estado.

“El ataque del pasado viernes desde luego que representa una afrenta a las instituciones de seguridad de esta ciudad y de todo el país, una acción inusitada de violencia criminal que buscaba no solo acabar con la vida del Secretario, sino mandar un mensaje de fuerza a pesar de haber sufrido golpes importantes en su estructura delictiva y financiera”, dijo.

La legisladora apuntó que falló el atentado por parte del Cartel Jalisco Nueva Generación, ya que hasta el momento 19 personas ligadas a ese hecho se encuentran detenidas.

“Me permitiría sumar algunos adjetivos adicionales a lo vivido el viernes pasado, tales como, fracaso, vergüenza, traición, ridículo y desesperación con los que se podría describir la acción del trágico atentado, esto demuestra contrario a lo que podría imaginarse, que el que es actualmente el principal Cártel en muchas regiones de México está siendo perseguido, acorralado y desmantelado”, dijo

Finalmente, Padierna Luna, sostuvo que esto se logra por una estrategia de inteligencia, intercambio de información, colaboración entre autoridades y lealtad por parte de quienes encabezan y participan en la estrategia de seguridad.

 

rrg