Peritos en siniestros y explosivos de la PGR iniciaron la integración de la carpeta de investigación sobre las causas de las seis explosiones en el mercado de Tultepec y sólo coadyuvarán en identificar el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos en contra de quien o quienes resulten responsables.

Elementos de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, en su delegación del Estado de México, son los responsables de integrar los elementos y evidencias de las posibles causas de las explosiones, que habían dejado 33 personas muertas.

Las acciones del Agente del Ministerio Público Federal se centrarán en brindar respaldo al personal de la Base de Operaciones Mixtas, integrada por las Fuerzas Armadas, Policía Federal y Protección Civil, y donde binomios caninos realizaron labores de búsqueda, mientras se aplicaban pruebas genéticas a restos.

En tanto, decenas de personas peregrinaban por hospitales en busca de sus familiares.

Durante el día, el secretario de Salud del Estado de México, César Gómez Monge, comentó que otra víctima falleció el miércoles en el hospital, con lo cual la cifra subió a 32, además de que 46 personas permanecían hospitalizadas, de las cuales cinco estaban muy graves.

De los heridos, 10 eran menores, incluida una niña, con 90% de su cuerpo quemado.

Desde primera hora, familiares llegaron a la morgue. Las autoridades advirtieron que algunos de los cadáveres estaban tan quemados que sólo podrían ser identificados con pruebas genéticas.

Refugio León, un antiguo trabajador del mercado y cuya familia tenía siete locales, criticó las medidas de seguridad y sostuvo que aunque las normas establecían que no se podían colocar cohetes en los pasillos, todos lo hacían .

Ocho días antes de las explosiones, el gobierno municipal se jactaba en un comunicado de prensa de que el Instituto Mexiquense de la Pirotecnia había calificado al mercado, llamado San Pablito, como el más seguro de toda la región.

Juan Ignacio Rodarte Cordero, director del Instituto dependiente del gobierno estatal, indicó en el comunicado que la seguridad se debía a que San Pablito contaba con puestos perfectamente diseñados y con los espacios suficientes para que no se dé una conflagración en cadena en caso de un chispazo .

En esa misma nota de prensa, Germán Galicia Cortés, presidente del mercado, aseguraba que el lugar contaba con extintores, agua, arena, pico, pala y personal calificado que sabía cómo actuar en caso de algún incidente.

El secretario general de Gobierno, José Manzur Quiroga, detalló que por la tarde falleció una persona más por las heridas, con lo que sumaron 33 las personas muertas, 26 de ellas en el momento del estallido.

De los casi 60 heridos, 40 permanecían hospitalizados, de las cuales cinco consideramos que se encuentran graves y corre peligro aún su vida , dijo Manzur en entrevista radiofónica.