Morelia.- Un total de 800 elementos de la Policía Federal arribaron a Michoacán para vigilar las carreteras y accesos de la capital del estado y evitar con ello bloqueos o tomas por parte de estudiantes y grupos simpatizantes.

En un comunicado, el secretario de Gobierno, Jesús Reyna García, dio a conocer que el arribo de uniformados al estado se dio luego de que la administración estatal solicitó el apoyo de la Federación.

En virtud de los hechos suscitados los últimos dos días relativos al bloqueo de los accesos a la capital michoacana, a la toma de casetas y el bloqueo de la autopista a Lázaro Cárdenas, el gobierno de Michoacán solicitó a la Federación su apoyo para atender este tipo de situaciones , señaló el documento.

A nombre del gobierno del estado, Reyna García lamentó la actitud de los diversos grupos de presión que han bloqueado los tramos carreteros.

Ratificó el respeto a la libre manifestación de los ciudadanos, siempre que dichas expresiones se realicen de manera pacífica, dentro de los cauces de la legalidad y sin la intencionalidad de afectar a terceros.

El gobierno michoacano mantiene su disposición y apertura de diálogo en un marco de respeto y de la aplicación de la ley, a fin de arribar a puntos de vista concordantes que permitan una solución a la problemática que se presente , expuso.

Afirmó que el diálogo con los integrantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) se mantiene vigente en un marco de respeto, y expresó su confianza para que no se presenten más hechos que alteren o afecten la sana convivencia.

MIF