Los presidentes panistas Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa lograron durante sus mandatos una aprobación en promedio de siete de cada 10 proyectos presentados ante el Congreso de la Unión, un indicador que deberá tomar en cuenta el gobierno de Enrique Peña Nieto (PRI).

De acuerdo con el Sistema de Información Legislativa (SIL), dependiente de la Secretaría de Gobernación, Peña ha logrado en los primeros días de su administración una aprobación de 100% de los proyectos entregados a los legisladores federales.

Aunque es de destacar que se trata sólo de tres iniciativas: la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2013, así como la reforma educativa, que contempló cambios a los artículos 3, fracciones III, VII y VIII; 73, fracción XXV, y una adición: la fracción IX al artículo 3, todos ellos de la Constitución.

Los tres proyectos de Peña Nieto fueron presentados el pasado 11 de diciembre. La Ley de Ingresos de la Federación ya fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de diciembre; el Presupuesto de Egresos ya fue turnado al Ejecutivo federal para su publicación, el día 20, y la reforma educativa constitucional se envió a los congresos estatales desde el 21 de diciembre para su ratificación.

En el caso de la reforma educativa, deberá contar con la aprobación de al menos la mitad más uno de los congresos estatales, es decir 16, ya que el Distrito Federal no es incluido en este proceso de reforma constitucional.

CALDERÓN Y FOX

Del 1 de diciembre del 2006 al 30 de noviembre del 2012, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa presentó ante el Congreso un total de 132 iniciativas, de las cuales 97 fueron aprobadas y publicadas en el Diario Oficial (73.48 por ciento). Asimismo, 24 iniciativas de Calderón quedaron pendientes en comisiones legislativas (18.18%); nueve alcanzaron a ser dictaminadas (6.82%), y dos fueron finalmente desechadas por las cámaras (1.52 por ciento). El Sistema de Información Legislativa detalla que en el gobierno de Vicente Fox Quesada (del 1 de diciembre del 2000 al 30 de noviembre del 2006) se propusieron 166 iniciativas a los legisladores federales, es decir, 34 proyectos más que Calderón Hinojosa.

De las 166 iniciativas de Fox, 124 fueron aprobadas y publicadas en el Diario Oficial (74.70%); 23 se quedaron pendientes de dictaminar en comisiones (13.85%); siete sí fueron dictaminadas, pero no fueron presentadas al pleno (4.22%), y 12 fueron desechadas (7.23%), es decir, 10 proyectos más desechados que su sucesor del PAN.

Cabe recordar que el Artículo 71 de la Constitución estipula que el derecho de iniciar leyes o decretos compete sólo al Presidente; a los diputados y senadores; a las legislaturas de los estados, y a los ciudadanos, en un número equivalente por lo menos a 0.13% de la lista nominal de electores (unos 104,000 ciudadanos), figura conocida como iniciativa popular. Por ello es que la reforma en materia de transparencia, que otorga mayores facultades al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos que recién aprobó el Congreso, no es incluida en el Sistema de Información Legislativa, ya que fue presentada por Peña a los legisladores del PRI, quienes a su vez presentaron el proyecto ante el pleno, al carecer el mexiquense de dicha facultad de presentación.

mauricio.rubi@eleconomista.mx