Tras concluir la primera etapa de investigación sobre la tragedia del mercado de San Pablito en el municipio de Tultepec, las procuradurías generales de la República (PGR) y Judicial del Estado de México (PGJEM) aún no tienen una línea de investigación sustentada de qué fue lo que provocó el siniestro. En tanto, siguió el levantamiento de escombros con precaución, al existir aún material explosivo, y la búsqueda con binomios caninos.

Peritos de ambas entidades aplicaron 95 pruebas periciales, entre las que se cuentan las forenses de química, criminalística, fotografía así como necropsias de quienes perdieron la vida. Ahora corresponderá a los expertos de ambas Procuradurías analizar lo recolectado para determinar qué línea de investigación se fortalece en relación a la causa que generaron las seis explosiones el pasado 20 de diciembre.

De acuerdo con la PGJEM, el día del siniestro fallecieron 26 personas en los terrenos del mercado especializado en la venta de juegos pirotécnicos; posteriormente, y hasta se había registrado el deceso de 10 personas más, lo que arroja un total de 36 personas muertas; no existen además personas desaparecidas, como se estableció en el principio.

Según la Procuraduría y las autoridades mexiquenses, las 36 personas que perdieron la vida en el lugar y posteriormente en diferentes hospitales han sido identificadas plenamente y entregados sus restos a los deudos.

Por tanto, la labor de los peritos especializados en siniestros de ambas procuradurías ahora se enfocará en analizar los testimonios, las pruebas levantadas y el análisis de las evidencias con la finalidad de establecer las causas de las explosiones que ocurrieron a las 2:45 de la tarde de aquel día y determinar cuál de ellas se fortalece.

[email protected]