Matamoros.- El huracán Alex, el primero de la temporada 2010 en el Atlántico, alcanzó las costas del noreste de México este miércoles, informó el Centro estadounidense de Huracanes (NHC).

Alex, que se convirtió el martes en huracán categoría 1 por la fuerza de sus vientos, se encontraba a las 0100 GMT a 65 kilómetros al norte-noreste de La Pesca, en el estado mexicano de Tamaulipas, y a 180 kilómetros al sur de Brownsville, Texas, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

El ciclón -con vientos máximos sostenidos cercanos a 155 kilómetros por hora- había aumentado su velocidad de desplazamiento a 17 kilómetros por hora con dirección oeste.

En Tamaulipas, cuya costa ya era azotada por fuertes lluvias y vientos, autoridades de Protección Civil dijeron que estaban alerta y que la población se preparaba para la llegada del meteoro.

" Necesitamos comida, necesitamos agua. Estamos desesperados", dijo Rocío Guerra, madre de tres hijos, en un albergue en la ciudad fronteriza de Matamoros.

En la ciudad de Monterrey, un hombre murió cuando su casa se derrumbó a casa de la intensas lluvias, según autoridades de protección civil. Alex cobró la vida de 12 personas a su paso como tormenta tropical por Centroamérica durante el fin de semana.

En Playa Bagdad, en la región costera, marinos llamaban a las puertas de las casas de pescadores ofreciendo llevarlos a refugios ubicados en la cercana ciudad de Matamoros, según un testigo de Reuters. Algunos se negaron a salir por temor a que robaran sus pertenencias.

México reabre puertos

En Estados Unidos, instalaciones en la región interrumpieron un 26.3% de la producción de petróleo y un 14.4% la de gas natural debido a la proximidad del huracán.

En tanto, México reabrió el miércoles sus puertos petroleros Dos Bocas y Cayo Arcas, en el Golfo de México, que estaban cerrados desde el domingo, tras el paso de Alex.

El puerto de Coatzacoalcos, también en el Golfo de México, permaneció abierto. A través de esos tres puertos, México embarca el 97% del petróleo que exporta, principalmente a Estados Unidos.

A su paso por Centroamérica, Alex dejó al menos 12 muertos en El Salvador y Guatemala.

Alex también provocó fuertes lluvias en el sureste de México, en ciudades como Campeche y el balneario caribeño de Cancún, sin que se registraran grandes daños.

apr