El reciente huracán categoría dos, Alex, que impactó la semana pasada a Nuevo León y Tamaulipas, generó precipitaciones pluviales inauditas que las presas del norte del país están saturadas, por lo que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha establecido fugas controladas para evitar mayores desbordamientos.

El director General de la Conagua, José Luis Luege, explicó que en 48 horas Alex presentó una precipitación tres veces más abundante de lo que anualmente llueve en el mismo periodo; en promedio llovieron 580 milímetros (mm) de agua en Nuevo León, mientras que la máxima acumulada fue de 890 mm, tan sólo en la estación La Estanzuela ubicada en la capital de dicha entidad.

Por su parte, Felipe Arreguín Cortés, subdirector General Técnico de la Conagua, sostuvo que las presas del norte de México están poco abiertas para sacar el líquido de forma paulatina con el propósito de afectar lo menos posible a las poblaciones.

Expuso que al subdividir el Río Bravo desde la presa Falcón hacia abajo, se muestra que toda lluvia que se precipitó en Monterrey se encuentra actualmente en la presa El Cuchillo, la cual está a 130% de su capacidad por lo que se decidió sacar 500 metros cúbicos por segundo, para bajar su nivel.

Indicó que el recorrido de esta agua se dirige a la presa Marte R. Gómez, de la cual se extraen 765 metros cúbicos por segundo que se mandan al Río Bravo. La ciudad más vulnerable en esta área, por su planicie, es Matamoros que tradicionalmente se inunda.

Luege Tamargo expuso que la presa Venustiano Carranza Don Martín actualmente registra un almacenamiento de 5,10.7 millones de metros cúbicos; es decir, está en buenas condiciones por lo que no es probable que los habitantes de los poblados aledaños sufran repercusiones.

Detalló, que esta presa recibió 8,000 metros cúbicos por segundo del Río Sabinas, por lo que también decidieron desfogar 3, 500 metros cúbicos por segundo abriendo 24 de sus 26 compuertas.

Indicó que el Río Santa Catarina, que está diseñado para que transiten 4,000 metros cúbicos por segundo y por el cual corrieron 3,000 metros cúbicos sobre segundo, está obstruido por obstáculos viales, estructuras y gradas.

Alex es una de las 18 tormentas tropicales pronosticadas en el Atlántico para esta temporada por lo que se esperan más lluvias.

Llueve sobre mojado

La Conagua informó que los efectos de la depresión tropical Bonnie se espera que arriben en las próximas 48 horas. A pesar que este fenómeno disminuyó de intensidad, se esperan lluvias en los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, lo que pone en riesgo algunas zonas aledañas.

Por otro lado, la Segob emitió ayer otras declaratorias de emergencia en 12 municipios de Nuevo León y 19 de Tamaulipas, además de que autorizó los primeros 26 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para la última entidad.

Con esta declaratoria en Nuevo Léon, ya suman 43 municipios del estado que tienen declaratoria por las lluvias registradas, entre ellos Agualeguas, Galeana, Doctor González, García, Marín.

Pronóstico del metereológico

La lluvia seguirá en zonas afectadas

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó que continuarán las intensas lluvias en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila debido a la llegada de la segunda depresión tropical de la temporada, provocando afectaciones en la misma zona por donde pasó el huracán Alex.

El meteorólogo Jaime Albarrán Ascencio explicó que esta depresión se localiza al sur de Matamoros, Tamaulipas, y se desplaza hacia el norte de dicha entidad a 25 kilómetros por hora con vientos máximos de 55 km/h.

También detalló que se tendrán lluvias fuertes y tormentas eléctricas en gran parte del país, sobre todo en el oriente y sureste de la República. Alex es el primer huracán de la temporada en el Atlántico, y se espera la llegada de ocho fenómenos meteorológicos durante la temporada de ciclones sin embargo, se pronósticó que sean de menor intensidad.

Las lluvias que causó Alex la semana pasada obligaron a abrir cinco presas, lo que provocó la evacuación de 25,000 personas en Nuevo León y Tamaulipas, incluido el poblado entero de Anáhuac, así como la muerte de 15 personas.

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes en Miami difundió que este fenómeno meteorológico tocó tierra la mañana de ayer en la Isla del Padre, al sureste de Texas.

[email protected]