A través de internet, por mensajes de texto e incluso en clínicas fantasma, se ponen a la venta vacunas falsas contra Covid-19. En lo que va del año, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha emitido seis alertas sanitarias por la venta de supuestos biológicos de Pfizer, AstraZeneca, CanSino y Moderna.

El 5 de enero pasado, la Cofepris descubrió una página de internet apócrifa de Pfizer, en donde se comercializaban supuestas dosis de su vacuna contra el Covid-19.

El 22 de enero, la Comisión alertó sobre la comercialización a través de las redes sociales de la supuesta vacuna de la empresa Moderna la cual, incluso, no ha sido aprobada para su uso de emergencia en México.

El 3 febrero, 11 días antes de que llegaran a nuestro país las primeras 870,000 dosis de la empresa AstraZeneca, la Cofepris emitió una alerta sanitaria por la comercialización ilegal de ese inmunizador.

El 17 de febrero, autoridades de Nuevo León desmantelaron en el municipio de San Nicolás de los Garza la Clínica Spine, donde se comercializaba entre 11,000 y 25,000 pesos una falsa vacuna contra el Covid-19 de la farmacéutica Pfizer-BionTech. Entre 80 y 90 personas cayeron en el engaño y se aplicaron la sustancia que se les ofreció.

Seis personas que aplicaban la supuesta vacuna fueron detenidos. Las autoridades no han revelado qué sustancia fue suministrada a las personas, y la Secretaría de Salud de Nuevo León dijo a El Economista que la información forma parte de las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía de Justicia de Nuevo León.

La última de las seis alertas emitida por la Cofepris fue el pasado 26 de febrero, cuando advirtió a la población de la venta a través de internet de dosis falsas de Cansino y Sinovac.

“Era de esperarse”

Josué Bautista Arteaga, presidente de la Asociación Mexicana de Farmacovigilancia, afirmó que la lenta llegada a México de dosis contra el Covid-19, además de una ineficaz campaña de comunicación por parte del gobierno federal para informar que sólo los gobiernos, y no particulares, son proveedores de las vacunas, ha provocado la proliferación de personas que se aprovechan del miedo de los ciudadanos al contagio, y su urgencia por protegerse para salvar la vida.    

“Era de esperarse que, en aras de esta situación de emergencia, iban a empezar a ocurrir este tipo de eventos donde algunas personas sin escrúpulos iban a empezar a hacer esta suerte de ‘yo te vendo la vacuna’. Desde que recibimos (en diciembre del 2020) la vacuna Pfizer, no hemos visto una campaña de difusión masiva de: ‘ojo, no compres ninguna vacuna porque en este momento y en lo que resta del año no habrá ningún distribuidor o ningún canal de venta a nivel privado’. Nos preocupa que haya lugares (donde se vendió) y personas que la recibieron (una vacuna falsa)”, refirió.

Por su parte, el químico farmacéutico de la UNAM, Guillermo Barranco Castañeda, alertó del riesgo de que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, haya revelado el pasado viernes el Certificado de Análisis de la vacuna de Sinovac, ya que contiene datos sensibles que pueden ser ocupados para la falsificación de ese biológico.

“Esta es una cuestión seria, desde mi punto de vista no veo adecuado que se publique el certificado analítico, dado que cualquier persona que tenga la intención de falsificar va a tener lote y fecha de caducidad a placer, y con las consecuencias que ello conlleve”, alertó.

La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica estima que seis de cada 10 medicinas que se ofrecen en territorio nacional son robadas, caducas o falsificadas. La Secretaría de Salud federal estima que 8 millones de personas son víctimas de esas ventas.

Estadísticas de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica refieren que la falsificación de fármacos y el comercio ilegal dejan a personas y grupos de la delincuencia organizada ganancias por más de 11,500 millones de pesos anuales. Las entidades donde más se ofrecen medicamentos ilegales son Jalisco, Michoacán, Puebla, Nuevo León y la CDMX.

politica@eleconomista.mx