Es indispensable contar con organismos que sean contrapesos del gobierno y para ello es necesario su fortalecimiento no su desaparición, consideró la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, Kenia López (PAN), mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hizo un llamado a no politizar los derechos fundamentales de las y los mexicanos.

El próximo 15 de noviembre concluirá el periodo de administración del actual presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez. De acuerdo con la ley del organismo, 30 días antes de que concluya su presidencia, el Senado de la República deberá emitir la convocatoria para los aspirantes al cargo.

Sin embargo, desde noviembre del año pasado el Partido del Trabajo en la Cámara Alta presentó una iniciativa para sustituir a la CNDH por la Defensoría del Pueblo, que de acuerdo con la propuesta contará con autonomía de gestión y presupuestaria, personalidad jurídica y patrimonio propios.

Entrevistada por El Economista, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado lamentó que en lugar de buscar el fortalecimiento de la Comisión se tenga el propósito de desaparecerla para contar con un organismo que, consideró, pueda responder a intereses partidistas. Aclaró que hasta el momento no se ha discutido la iniciativa en la comisión.

“Si alguien quiere cambiar de nombre a la CNDH, no hay ningún problema, pero que se le quiten facultades de autonomía, así como generar la elección del titular de la CNDH por parte del Ejecutivo federal me parece terrible, es obvio que necesitamos contrapesos y organismos autónomos y no subordinados” dijo.

Cabe recordar que el vocero de Morena en el Senado, Salomón Jara, anunció que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentaría dos iniciativas preferentes en las que se busca eliminar la terna de aspirantes para que haya un candidato único y la modificación del organismo para crear la Defensoría del Pueblo.

La panista Kenia López Rabadán señaló que desde la llegada de Morena a la administración federal, los mensajes fueron de confrontación, también declaró que es la primera vez en la historia de la CNDH que el presidente de la República no recibe el informe de actividades, la primera vez que una dependencia no acepta una recomendación de la comisión y la primera vez que el grupo parlamentario mayoritario en el Senado desecha que comparezcan los secretarios para informar la negativa de la recepción de la recomendación.

“Hay muchas primeras veces lamentables en nuestra Cuarta Transformación porque no sólo están confrontando a la CNDH, que es el organismo que protege los derechos humanos, sino que se comprometen con los derechos fundamentales de las mexicanas y mexicanos”, señaló López Rabadán.

El pasado viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que no recibirá  la recomendación 29/2019 emitida por la CNDH sobre la abrogación de las Reglas de Operación del Programa de Estancias Infantiles y la publicación del Programa de Apoyo al Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

Aseguró que respeta las recomendaciones del organismo pero no aceptará lo “absurdo” y acusó que a las autoridades de la CNDH “les debería de dar vergüenza” por su omisión respecto del caso de la Guardería ABC.

Por su parte, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, indicó que sí se atendió el caso del incendio de la Guardería ABC a través de la Recomendación 49/2009 en la que se exigió la revisión de las condiciones de seguridad y sancionar las irregularidades.

Durante su participación en la presentación del Primer Informe de Labores de la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta, el ombudsperson enfatizó que legisladoras y legisladores deben respetar los derechos humanos por encima de partidos.