José Nabor Cruz, el titular del Coneval indicó estima que entre el 2020 y el 2021 habrá aproximadamente más de 21,000 embarazos adicionales en adolescentes de 19 años o menos, derivado del confinamiento por el Covid-19 en nuestro país.

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) también expresó que el embarazo adolescente suele ser una causa subyacente como consecuencia de las violaciones a los derechos de las mujeres que no les están siendo garantizados, tales como el acceso a los servicios de salud reproductiva, a la educación como alternativa a esta etapa de su vida, a una vida libre de coacción, violencia sexual, entre otros elementos.

Durante el seminarios "Embarazo adolescente en el contexto de la pandemia por COVID-19: diagnóstico, acciones y resultados en América Latina”, organizado por el Coneval y la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, también se alertó que durante el confinamiento se mostró alzas en temas como la violencia sexual, y abusos en el ámbito intrafamiliar contra niñas y adolescentes.

Mientras que al conocer datos en 2021 sobre inasistencia escolar y deserción en adolescentes se calcula que el embarazo no deseado en adolescentes subirá 30 por ciento. 

En tanto, Gabriela Rodríguez Ramírez, secretaria general del Consejo Nacional de Población, explicó que en hoy en día existe una tasa de fecundidad en adolescentes de 67.69 por cada 1,000 mujeres entre 15 y 19 años, un descenso en los últimos 50 años de 49.7%, cifra que, dijo, sigue siendo inaceptable.

Al añadir que en 2020 se registraron 373,661 embarazos entre mujeres de 15 y 19 años, lo que también significa más de 1,000 cada día, la funcionaria destacó que el embarazo adolescente  siempre es un claro  indicador de falta de oportunidades y pobreza.

Al tiempo que añadió que existen tasas muy contrastantes a lo largo del país, ya que, por ejemplo, en la Ciudad de México hay 48 embarazos por cada 1,000, pero en entidades como Chiapas y Coahuila hay tasas de hasta 100,  cifras parecidas a zonas de África.

A julio de 2021 se registraron 8,876 nacimientos de madres menores de 14 años, lo que también refleja una problemática sobre una práctica patriarcal ancestral que se conoce como matrimonio arreglado.

maritza.perez@eleconomista.mx