La organización México Evalúa llevó a cabo un análisis de la información que producen los 32 poderes judiciales en la República y el poder Judicial federal, en el que se encontró que a menudo la información que publican como parte de sus obligaciones de transparencia no cumple con los estándares de calidad mínimos.

En el documento “Información desde y para los poderes judiciales” se dio a conocer que los poderes judiciales en nuestro país tienen una calificación promedio de 2.35 en una escala de cero a tres. También se refirió que 12 de las 53 obligaciones de transparencia, es decir, cerca de una cuarta parte, se reportan de manera incompleta por más de 50% de los sujetos obligados que se analizaron.

Las mejores instituciones judiciales evaluadas, detalló el documento, fueron el Tribunal Superior de Justicia de Yucatán con 2.87; el poder Judicial de Veracruz 2.76, el de Hidalgo con 2.75 y el Consejo de la Judicatura Federal con 2.74.

En contraparte, los que obtuvieron los peores promedios fuero: el Consejo de la Judicatura de Jalisco, con 0.29; el Supremo Tribunal de Justicia de Sonora, con 1.58; el Poder Judicial de San Luis Potosí con 1.92, y el Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca con 1.93.

El estudio contemplo a 38 instituciones, lo anterior se debe a que algunos de los poderes judiciales estatales cuentan con dos portales como el del Tribunal Superior de Justicia y el del Consejo de la Judicatura.

Con las anteriores cifras se confirmó que ninguno de los poderes judiciales del país obtuvo la calificación más alta de tres.

Edna Jaime, directora general de México Evalúa indicó que un poder que es crucial para la democracia y la vida en sociedad no puede seguir en las sombras.

“Todas y todos deberíamos ser capaces de acceder a información que nos permita saber cómo está actuando el poder Judicial”.

ivan.rodriguez@eleconomista.mx