Elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México detuvieron al diputado federal de Morena, Benjamín Saúl Huerta Corona, por una denuncia que hizo un menor de edad en su contra, por agresión sexual.

Sin embargo, el legislador, que actualmente se encuentra en campaña en busca de la reelección, y que incluso participó ayer en la sesión ordinaria de la Cámara Baja, fue liberado debido al fuero que lo protege.

La fiscalía capitalina abrió la carpeta de investigación, y en caso de encontrar elementos fehacientes contra el legislador, tendrá que solicitar el juicio de desafuero contra Huerta ante la Cámara de Diputados.

Uniformados de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de la CDMX se presentaron ayer en un hotel de la colonia Juárez, donde un menor de 15 años denunció tocamientos sexuales por parte de Huerta Corona, quien de inmediato fue detenido en el lugar y posteriormente trasladado a la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales. Sin embargo, al llegar, el legislador hizo valer el fuero legal que le da inmunidad.

Ayer en conferencia en San Lázaro el legislador de Morena negó las acusaciones y dijo que fue detenido arbitrariamente.

El presunto abusador aseguró que se realizaron estudios al menor “en donde se evidenció que no fue objeto de ninguna agresión (...) por lo que se determinó dejarme en libertad toda vez que no incurrí en alguna conducta delictiva” al tiempo que sostuvo que no usó su fuero para ser liberado, contrario a lo precisado por la fiscalía local. (Con información de Redacción)

politica@eleconomista.mx